Avisar de contenido inadecuado

10 datos que no conocías de la dinastía Rockefeller

{
}

Este imperio familiar no sólo es sinónimo de riqueza, sino también de sobornos y negocios poco claros. Conoce éstos y otros aspectos de su historia.

El nombre Rockefeller ha estado asociado desde inicios del siglo XX con la idea de grandes riquezas. La dinastía fundada por John Davison Rockefeller ha formado parte del mundo empresarial -particularmente el petrolero-  y también de la política norteamericana, alimentando historias y también mitos en torno al alcance de su influencia.

Como señala Bussiness Insider en su reseña sobre esta poderosa familia: “Si alguna vez has llenado tu tanque con gasolina, hiciste operaciones bancarias con JP Morgan Chase o has estado en Nueva York, fuiste tocado por los Rockefeller”.

1.- La guerra es un buen negocio: El patriarca, John Davison Rockefeller, nació en 1839 de una familia con escasa fortuna. Sin embargo, a sus 20 años J.D. había formado su propia empresa de “frutos del país” cuyos ingresos por la alimentación de las tropas de la Unión durante la Guerra Civil norteamericana lo hizo acumular una pequeña fortuna -US$ 250,000 de la época- al finalizar el conflicto.

2.- El tiempo es oro… negro: El fin de la Guerra Civil coincidió con el “boom” petrolero. Además, Cleveland se había convertido en un centro logístico importante. Y como JD no pretendía quedarse para siempre en la venta de frutas y verduras, en 1865  vendió su empresa para invertir en una refinería de petróleo.

3.- Pasando máquina a la competencia: En 1870, Rockefeller reúne sus emprendimientos petroleros en la Standard Oil Company. Pero su gran crecimiento está asociado a un esquema de sobornos masivos. En 1872, JD y algunos asociados fundaron la Southern Improvement Company, con el objetivo de aplastar a otras refinerías menores en el Medio Oeste. La operación dejó a la Standard Oil como dueña de 22 de 26 de las refinerías de Cleveland. El hecho despertó una de las primeras investigaciones del Congreso norteamericano y pasó a la historia como la “Masacre de Cleveland“.

4.- Negociaciones agresivas: En la década de 1880, Rockefeller consolidó su dominio sobre los mercados del petróleo en Estados Unidos y el mundo. Para ello, aterrorizó a sus competidores, según revela su cronista Ida Tarbell, quien cita la carta de un pequeño productor de Ohio que  habla de cómo un representante de la Standard Oil  lo había “perseguido hace dos días” haciendo “todo tipo de amenazas” y “hablando con mi gente en la casa mientras yo estaba fuera.”

5.- Inspirador: Las conductas de la Standard Oil fueron generando rechazo en la opinión pública, hasta provocar la promulgación de la primera legislación anti-monopolios norteamericana: la llamada “Sherman Antitrust Act”, redactada por el senador John Sherman, de Ohio, y que sigue vigente hasta hoy.

6.- Limpiando la imagen: Rockefeller ayudó a fundar la Universidad de Chicago, en 1890, motivado por una solicitud de la Sociedad Bautista Americana de Educación, a quien donó 600.000 dólares como parte de una operación para mejorar su imagen. Más tarde se refirió lo llamó “la mejor inversión que he hecho”.

7.- En la mira del Gobierno: No convencidos con la campaña de relaciones públicas, la administración de Theodore Roosevelt inició al menos tres acciones legales contra el imperio petrolero. Irónicamente, esto enriqueció más a Rockefeller. La venta de los activos de la Standard Oil provocó que el patrimonio neto de JD llegara a los US $900 millones.

8.- Rico y longevo: J.D. Rockefeller murió a los 98 años, siendo considerado el hombre más acaudalado en la historia de los Estados Unidos.

9.- Del petróleo a lo inmobiliario: El heredero de la dinastía, John Jr., está más asociado al negocio de las propiedades. Junto con haber invertido millones en restaurar el edificio del actual Rockefeller Center en Nueva York -el mayor desarrollo comercial privado de su época- donó los terrenos donde se encuentran las Naciones Unidas, fundó el Museo de Arte Moderno y, de paso, se convirtió en el accionista mayoritario del Chase Manhattan Bank.

10.- Muriendo con las botas puestas: El hijo mayor de John Jr, Nelson Rockefeller, prefirió entrar en política. A los 36 años fue nombrado asistente del Secretario de Estado para Asuntos Latinoamericanos. Fue Gobernador del Estado de Nueva York desde 1958 a 1973. Su muerte, en 1979, se produjo en peculiares circunstancias: sufrió un ataque cardíaco mientras estaba en compañía de una señorita de 25 años llamada Megan Marshack.

http://www.eldinamo.cl/2012/04/19/10-datos-que-no-conocias-de-la-dinastia-rockefeller/

{
}
{
}

Deja tu comentario 10 datos que no conocías de la dinastía Rockefeller

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre