Avisar de contenido inadecuado

El Arte Marcial no es un negocio...

{
}

Por: Luis García 

Actualmente, la mayoría de la gente hasta cuando ayuda al prójimo pretende hacer negocio. Por siglos, el Arte Marcial ha sido el impulsor de grandes civilizaciones mediante la educación, cultura, valores y disciplina más allá de la técnica. ¿Qué pasó? ¿En qué punto de la historia inicio a denigrarse el Arte Marcial? 

Cuento con la fortuna de vivir para el Arte Marcial, no vivir de él. Cuando vives de el, la gran mayoría de mis colegas caen en la tentación de lucrar en cantidades elevadas con la técnica, ignorando completamente la filosofía y la esencia del mismo, por consecuencia, lo denigran, convirtiéndolo en un simple entretenimiento, un deporte más, un producto cualquiera, etc. Se enfocan en abrir gimnasios como si fueran tiendas de abarrotes, otorgan cintas sin merecimiento alguno solo por recibir unos cuantos pesos, se llaman así mismo los mejores, mostrando así, su ignorancia en cuanto al verdadero conocimiento marcial. Como prueba de lo anterior, tenemos el gran daño que se le ha hecho al estilo marcial Tae Kwon Do, cuyo objetivo principal del 90% de las escuelas y organizaciones es competir y ganar torneos.

Pocos son los que viven del Arte Marcial y al mismo tiempo para el como el Maestro José Ruiz Victoria, Máster de HAPKIDO, director de la asociación a la que pertenece BANZAI HAPKIDO y Sabonim de un servidor. Él es un claro ejemplo de equilibrio entre el ancestral Arte Marcial y la sociedad capitalista actual, uno de los motivos principales por los que decidimos pertenecer a su equipo.

El Centro de Formación y Desarrollo Humano BANZAI HAPKIDO, la institución que preside un servidor, está en constante capacitación, transformación y desarrollo para no caer en esa malformación marcial que abunda actualmente. Es un error querer hacer negocio con el Arte Marcial. Al desear ganar dinero y hacerse rico de dicha enseñanza, lo único que se logra es corromperla. Invito a mis colegas que aun tienen este pensamiento en mente, que ofrezcan una enseñanza que engrandezca el Arte Marcial como lo que es.

Entre mis múltiples responsabilidades en este sistema social, una de ellas es brindar un espacio de enseñanza marcial de calidad en todos los aspectos que engloba el practicar un Arte Marcial. BANZAI HAPKIDO fue fundado con el fin fundamental de hacer crecer al alumno, y por lo tanto a la sociedad a través de la filosofía marcial. Desarrollar líderes no es mi hobbie, es mi pasión. En BANZAI HAPKIDO no existe ese interés monetario sobre el alumno, mis alumnos no son un producto; son un puente para mejorar la humanidad.

El Arte Marcial y la Sociedad Actual 

Para mi fortuna, mis conocimientos como Coach en formación y desarrollo de líderes me ha permitido complementar y adaptar el Arte Marcial a las necesidades del mundo en que vivimos. Un mundo en donde cada vez estamos más conectados con otros seres humanos y menos conectados con nosotros mismos. Afortunadamente, la filosofía marcial bien aplicada, se encuentra vigente y ayuda a resolver perfectamente este problema. Desafortunadamente, son bastantes los que ignoran esto y somos pocos los interesados en resolverlo. 

En definitiva, es un error transmitir el Arte Marcial como hace siglos, los tiempos cambian y adaptarse es fundamental, pero perder la esencia es inadmisible, y en el ámbito del Arte Marcial, en la gran mayoría de los lugares ha perdido su esencia. Hoy en día, se ha convertido en un deporte más. Es cierto, en algunas escuelas se entrena muy duro, pero solo la parte física, lo más cerca que tienen los alumnos de este tipo de escuelas a una filosofía marcial, es ni más ni menos que la memorización de conceptos que en la realidad no se llevan a la práctica.

BANZAI HAPKIDO es más que una escuela de artes marciales, Forjamos Líderes Fortaleciendo Mentes por medio de la formación y desarrollo humano. Esto si se lleva a la práctica todos los días, aprender a pelear, donde sea te enseñan, pero formar seres humanos íntegros por medio de técnicas marciales, no en cualquier lugar. El 95% de las escuelas de artes marciales modernas se limitan a la técnica. Alguna vez un Maestro de HAPKIDO, el mismo que me motivó a seguir una carrera marcial, me hizo un comentario despectivo en cuanto a lo que yo enseñaba a mis alumnos; él decía que era HAPKIDO tradicional, enalteciendo su persona diendo enseñar HAPKIDO moderno. No se imagina ahora cuánto le agradezco ese comentario, fue la luz por la cual me di cuenta que no compartimos la misma idea de lo que es un Arte Marcial, motivo principal por el que decidí desvincularme de él.

En BANZAI HAPKIDO tratamos de evitar hornear cintas negras y sacarlas al mercado como pan caliente. Ponemos principal énfasis en el ser humano, en su equilibrio integral, no sólo el físico. La cinta en sí, solo es un complemento que adorna vuestra vestimenta. Ellos deben de ser un cinturón negro en su vida.

¿Cómo darnos cuenta del arte marcial como negocio? 

Es sencillo, lo que más deja dinero, pero al mismo tiempo lo que más denigra el Arte Marcial son los torneos. Hoy en día hay toda una nueva “cultura” de campeones. Es decir, todo gira en torno a la competencia, a demostrar quién es el mejor. Los alumnos dedican todo su esfuerzo a ésta área y ya no les queda tiempo para trabajar con su mente ni sus emociones. 

Lo que más necesita nuestra sociedad es que los jóvenes aprendan a trabajar en equipo, cooperar y ser humildes, no que sigamos promoviendo la “cultura de los campeones” individualistas y egoístas. En BANZAI HAPKIDO no asistimos a torneos por las siguientes dos razones que denigran el Arte Marcial:

Fomentan el ego al desear demostrar el propio potencial. Todo lo contrario a una filosofía marcial, ya que un verdadero artista marcial sabe quién es y no necesita demostrar nada a nadie.

Convierten el arte marcial en un deporte. El arte marcial real es un sistema letal que quita la vida de uno, dos, máximo tres movimientos, no es un deporte como el box o las artes marciales mixtas que se limita a golpear ciertas partes permitidas del cuerpo.

En lo personal, prefiero alejarme de estos paradigmas sociales respecto al Arte Marcial.

“Rápido, fácil, sin dietas, sin ejercicios, sin esfuerzos, en la comodidad de su hogar” 

Si esto te suena familiar, no practicas un Arte Marcial, estás perdiendo tiempo y dinero. En muchas escuelas que dicen ofrecer arte marcial, el sistema para obtener un cinturón negro se ha vuelto corto, los maestros creen que perderían a la mayoría de sus alumnos si les enseñaran como se debe y prefieren agilizar procesos. No caigas en esta trampa. 

Vivimos una época en la que todo es fácil, rápido, estamos saturados, sobre estimulados, nuestra juventud está confundida y no sabe lo que quiere. Ya no tiene disciplina ni enfoque, mucho menos determinación. Ya no creen que es importante afilar la espada.

Recuerda; lo bueno cuesta, y no estoy hablando de dinero. 

https://www.banzaihapkido.com.mx/2016/12/22/el-arte-marcial-no-es-un-negocio/

Excelente artículo, lastimosamente la mayoría de los profesores incluso ex campeones nacionales e internacionales, se han cagado en las artes marciales convirtiéndolas en un vulgar negocio, solo preparan a sus alumnos para torneos como dice el artículo porque ellos ganan dinero con los torneos, pero cero filosofía, cero defensa personal que es lo más importante saber como poder salvar tu vida o la de un ser querido en la calle, y no ser otro mono de feria que se sube a un ring para dar un espectáculo grotesco que se aleja de la esencia de las artes marciales, yo por eso después de muchos años de entrenamiento decidí retirarme de las artes marciales, y estudiar teoría por mi cuenta y entrenarme por mi cuenta, porque la realidad es que los buenos profesores ya casi no existen, incluso en una escuela de "kick boxing" me robaron 750 pesos por un uniforme del cual nunca llegó, afortunadamente por otro lado tuve la fortuna de tener en el pasado buenos profesores a los cuales sí les aprendí cosas muy interesantes, por desgracia esos profesores ya no están disponibles eran de la vieja escuela, incluso un muy buen profesor que tuve al parecer ya falleció, pero en conclusión ten cuidado con los estafadores que sobran en cualquier lado, si quieres entrenar algo de ese tipo mi mejor recomendación es que lo hagas en un gimnasio del estilo donde entrené lucha libre como el gimnasio Mr. Fortis, donde te enseñan mejor y no andan como pirañas muertas de hambre detrás de tu dinero, pero a los estafadores mándalos al carajo.  TAGS:undefined

{
}
{
}

Deja tu comentario El Arte Marcial no es un negocio...

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre