Avisar de contenido inadecuado

La Ceguera de la Creencia

{
}

por John Kaminski

Atrapados en nuestras propias ideas falsas,
nos destruímos a nosotros mismos y a todo lo demás.
 
 
     El gobierno de Akhenatón duró sólo un corto tiempo en el Egipto post-dinástico, pero el meme [1] que él creó —el monoteísmo— fue un plan criminal que se prolongó y envenenó la historia humana por el resto de sus días.
 
[1. Cualquier unidad de información cultural, como una práctica o una idea, que se transmite, verbalmente o por una acción repetida, de una mente a otra].
 
     El cuento de José en el capítulo 47 de Génesis explica cómo los antiguos hebreos capturaron Egipto sigilosamente mediante la creación del poder del dinero. Incluso aunque los egipcios finalmente expulsaron a los atracadores, nuestros "antepasados" judíos y cristianos, su país nunca se repuso del robo y asesinato de masas perpetrado por la tribu de Moisés.
 
     Según las últimas investigaciones, Akhenatón y Moisés son aproximadamente contemporáneos, en algún punto entre 1600 y 900 a.C.. Según Freud, Moisés recibió los diez mandamientos de Yahvé, el dios-volcán. El tremendo volcán de Thera, que cambió la historia del Mediterráneo oriental así como el curso de nuestro mundo, hizo erupción en algún momento entre 1600 y 900 a.C.
 
     «Entonces Yahvé dijo a Moisés y a Aarón: "Tomen puñados de cenizas del horno y que Moisés los tire al aire en presencia de Faraón. Esto se convertirá en polvo fino sobre toda la tierra de Egipto, y llagas infecciosas brotarán tanto en hombres como en animales por toda la tierra". Entonces ellos tomaron cenizas de un horno y se pararon delante de Faraón. Moisés las arrojó al aire, y brotaron llagas infecciosas en hombres y animales» (Éxodo 9:8-10).
 
     Esto es lo que la tribu de Moisés ha hecho a lo largo de la Historia.
 
• • •
 
 
     La creencia es una ceguera que nos impide ver el panorama, y nos impide ver lo que realmente nos está sucediendo en vez de lo que creemos que nos está sucediendo.
     Y lo que hacemos es lo que creemos. Todo esto que sucede en el mundo es debido a lo que creemos.
 
     Los creyentes se convencen a sí mismos de que ellos ven el panorama más grande de todos, pero por definición aquello debe ser una ilusión, ya que sabemos que la gente posee profundas limitaciones perceptuales. Dentro de esas limitaciones —que son tanto deliberadas como involuntarias— está oculto el motor del engaño que impulsa a la civilización.
 
     Pero la sombra en vuestro corazón sabe.
 
     El dios está en vuestra billetera.
 
     Y la contraseña es "Israel".
 
     Is = Isis, el poder de fertilidad; Ra = el mágico poder vivificante del Sol; El = aquellos pequeños diablos llamados ángeles, o elohim, formulados remanentes del panteísmo, pervertidos e incorporados en el veneno monoteísta.
 
     Cuando usted cree en un Dios, usted tiene la excusa perfecta para aniquilar a quienquiera que los sacerdotes (quienes se parecen cada vez más a los rabinos por estos días) le digan que a Dios no le gusta.
 
     ¿A qué condujo todo esto?
 
     E.C. Knuth escribe en "El Imperio de la Ciudad" (The Empire of the City):
 
     "El hecho de que la Casa Rothschild hizo su dinero en los grandes colapsos de la Historia y en las grandes guerras de la Historia, los mismos períodos en que otros perdieron su dinero, está fuera de toda duda".
 
     R. D. Willing, en "La Duodécima y Final Religión: Dios Moloc, Dinero, Israel y Culto 273", escribe:
 
     Israel no es un lugar; es un estado mental, un éxtasis ilusorio que usa la fórmula I = PRT. Es responsable de la civilización como la conocemos. Un regalo de los dioses. ¿Pero de cuál?.
 
     ¿I = PRT?: El interés [interest] es igual a capital, precio y tiempo [principal, rate and time].
     Como muchos de nosotros aceptan la noción de que por comer simbólicamente el cuerpo de un salvador viviremos para siempre (un extraño vestigio del canibalismo humano de la pre-civilización), de la misma forma muchos más de nosotros aceptan como correcto el cobro de interés por los préstamos, sin comprender la implicación de que una sociedad basada en las deudas significa que ninguna libertad es posible mientras la deuda exista.
 
     Somos propiedad de nuestras deudas, y ellas gobiernan nuestras vidas. Ésta es la sombra que nos destruye, con la aprobación entusiasta del dios que nos gobierna. Éstos son los lazos que nos estrangulan, que nos impiden vivir nuestras vidas de manera significativa.
 
     Éste es el verdadero significado de Israel: Control del mundo mediante la deuda. Este auto-destructivo y auto-odiador miedo al vómito de la muerte está envenenando el planeta. Nos estamos ahogando en nuestro propio miedo.
 
     El dios que realmente adoramos es el dinero. Eso es un error fatal.
 
     Willing posteriormente escribe:
 
     Un estudio del origen de las principales religiones del mundo sugiere que la fuerza impulsora primaria fue la necesidad de regularizar la cobranza de las deudas.
 
     Permítame especular. De alguna manera, la misma suspensión de la creencia necesaria para aceptar que su creencia en Dios le permitirá en cierto modo vivir para siempre, es la misma suspensión de la creencia necesaria para ignorar el hecho alucinante —tan simple que se esconde a plena vista— de que el dinero es creado de la nada, y que nuestra civilización entera se infla hacia su propia destrucción por no entender cómo es creado el dinero, y luego usado para esclavizarnos.
 
• • •
 
 
     La repentina epifanía de Saúl de Tarso en el camino a Damasco fue, o bien
 
1. Un destello repentino de comprensión profunda acerca de Jesús. Donde previamente Saúl era el enemigo de estos advenedizos creyentes en un Mesías, él de repente giró en 180º y se transformó en Pablo (uno de los fundadores principales de la Iglesia de Roma)... o bien
 
2. Una calculada comprensión de que tener a la gente creyendo en un Mesías judío realmente beneficiaba a la tribu de Judá, les dio un pase libre para cegar a los creyentes con la nueva religión, y enseñándoles a perdonar a la misma gente que les estaba robando.
 
     El filósofo polaco Marek Glogoczowski escribe:
     ...el siempre de viaje apóstol Pablo era el prototipo del contemporáneo misionero/psicópata del tipo Bukovski, anunciando el "evangelio" del venidero Súper-Estado Global (el "Cielo") para los Elegidos. Este maravilloso proyecto, un Imperio Global verdaderamente terrorista, lo encontramos ya en la profecía antigua de 2.500 años de Isaías (60:10-12; 61:5-6), así como en el Nuevo Testamento, en la revelación de "Jesús", según la cual "habrá un rebaño y un pastor" (Juan 10:16).
 
     Esto significa que ya desde muy temprano ingenuos cristianos soñaban —como los estadounidenses lo hacen hoy— con una "reunión en un corral de ovejas" de todas las naciones de la Tierra, sin rostro y castradas, de modo que "ya no habrá griego ni judío", como lo soñó Pablo.
 
     Esto sugiere que podemos rastrear la idea de un "Estado policiaco global" a estos dos antiguos escritores del Nuevo Testamento, que nunca oyeron la palabra viva de este profeta israelita, cuya historia siniestra ellos relataron —o de la que sacaron ganancia, como en el caso de Pablo. (Esto significa, a propósito, que el Nuevo Testamento es una fuente mucho más importante de ideas globalistas que los escasamente conocidos escritos de Trotski).
 
• • •
 
 
     El actual líder rabioso del evangelismo cristiano, ahora que Jerry Falwell se ha ido al infierno, es John Hagee, quien predica que el Estado de Israel debe ser adorado, incluso por sobre Jesús. Millones de no-judíos aceptan estas enseñanzas, incluso aunque éstas hayan sido importadas de Israel.
    
Jefe de Christians United for Israel, Hagee aboga por la guerra nuclear, otro golpe preventivo estadounidense, contra Irán. Él tiene un amplio espacio en las ondas radiales poseídas por los judíos, que son, para todos los propósitos prácticos, todos los medios de difusión de todo el mundo.
    
Usted no puede pronunciar una sola palabra por televisión que no esté aprobada por los financistas judíos que controlan la estación, al entrevistador y la pregunta. La misma situación se está extendiendo rápidamente por Internet.
    
En el evento de que alguna verdad imprevista logre abrirse paso —como los informes de bombas múltiples en la ciudad de Oklahoma, cuando aquel edificio explotó hacia afuera y los federales trataron de culpar del asunto a un camión estacionado afuera— los posteriores reportes de las noticias son completamente cambiados, y los testigos inoportunos son encontrados muertos en un campo, y luego reportados como habiéndose suicidado mediante el corte de sus muñecas y estrangulándose al mismo tiempo. Después de todo este drama, el perpetrador designado por el gobierno ha sido ya supuestamente ejecutado, y el caso está cerrado. Y en el proceso, el patriotismo valeroso es deslegitimado y desacreditado para siempre mediante la imagen de un supremacista blanco que voló en pedazos a unos niños. Esta fue la televisión muy judía.
 
Posteriormente destruyó la noción de que los estadounidenses podrían ser seres humanos decentes. Gangsta rap: La depravación de moda del pueblo estadounidense efectuada por los medios judíos de comunicación.
    
Así, cuando cayeron las Torres Gemelas, nadie cuestionó la historia oficial. Habría sido anti-patriótico. Fuimos condicionados para creer eso, y eso lo que hicimos.
    
Usted no puede aprender un solo hecho en la escuela, en la televisión o en los periódicos, que no haya sido tamizado por los censores judíos.
    
Por lejos, el mayor ejemplo contemporáneo de retorcimiento de la verdad ha sido la conmoción que rodea a lo que los judíos insisten en llamar el Holocausto de la Segunda Guerra Mundial.
    
Templos para esta desgracia han sido erigidos por todo el mundo, y han sido decretadas leyes en muchos países que prohíben la discusión de esta falsedad inculcada en la sociedad por los manejadores de los medios judíos de difusión. La historia que a usted le han contado ha torcido su mente. ¿Lo ha notado usted?. ¿De qué otra manera podría Estados Unidos apoyar a Israel, aquella bestia de los Estados?.
    
Sólo mediante la ceguera de nuestras creencias falsas es cómo.–
 
 
{
}

Deja tu comentario La Ceguera de la Creencia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre