Avisar de contenido inadecuado

¿Debemos ceder ante la dictadura gay feminista?

{
}

Carlos Ramírez 

La Respuesta es Definitivamente NO.

En los últimos días se han desatado acontecimientos que, a primera vista, hacen pensar que la Dictadura Gay tiene de su lado a la mayoría de la población en México y que todos compartimos su ideología. Este hecho es completamente falso, los que amamos a la Familia conformada de manera natural somos más, muchos más.

¿Por qué una Dictadura Gay? Una dictadura es una forma de gobierno en la cual, el poder se concentra en una persona o en un grupo selecto de personas. Este tipo de gobierno se caracteriza por no tener límites en sus facultades, dictar normas de acuerdo a sus intereses y someter al pueblo a una forma de pensar y de actuar. En caso de que el pueblo no acate con lo dictado, el Gobierno ejerce toda la fuerza del Estado para reprimirlo y controlarlo. ¿Algo de esto te parece familiar?

La Dictadura Gay que se viene dando en México cumple con todas las características descritas con antelación; el Poder Ejecutivo está concentrado en un Presidente de la República que aprueba y promueve la ideología homosexual; el Poder Judicial está conformado por un grupo selecto de personas que -en exceso de sus facultades- emiten criterios que fomentan e impulsan la ideología homosexual; el Poder Legislativo (no todos los que conforman este círculo de poder) se encarga de dictar normas y someter al pueblo de acuerdo a sus intereses, y el de los promotores de la ideología homosexual.

¿Qué pasa si el pueblo no acata lo ordenado? La Dictadura Gay emplea la fuerza del Estado para reprimirlo y controlarlo ¿Cómo? Por medio de los organismos que públicamente se saben cómplices de la ideología homosexual, tales como la CNDH (Comisión Nacional de Derechos Humanos), CONAPRED (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación), la SCJ (Suprema Corte de Justicia), etc.

Vivimos en un México en el que los grupos radicales de homosexuales exigen que se comparta su forma de pensar, pero si no es así, se considera un acto de discriminación ¡Que absurdo! El pensar diferente no es discriminar, es diferenciar entre lo correcto e incorrecto, es diferenciar entre lo natural y lo antinatural.

A pesar de todas las herramientas que tiene la Dictadura Gay para buscar someternos, invito a todos a que no cedamos, a que nos mantengamos firmes en nuestras creencias y convicciones.

Momentáneamente perdimos una batalla cultural, pero estaremos de regreso y recuperaremos lo perdido.

http://yoinfluyo.com/columnas/367-dilo-bien/12044-debemos-ceder-ante-la-dictadura-gay

Recomiendo leer los siguientes libros que se pueden descargar en los siguientes links.

https://legnalenja.files.wordpress.com/2012/08/la-conspiracion-del-movimiento-gay-apoteosis-de-la-guerra-de-sexos.pdf

https://mega.nz/#!ZlBGlBSA!6DfWknjmf8n6dvlO0-yMqUxbzhpx0-udZ27BQ24w_lA

https://www.youtube.com/watch?v=C3098iaBR9U

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Debemos ceder ante la dictadura gay feminista?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre