Avisar de contenido inadecuado

Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. La gran mentira de la manipulación femenina.

{
}

Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. La gran mentira de la manipulación femenina. 

Si hay algo que hay que reconocer y admitir como el logro por excelencia de las mujeres es su gran habilidad manipulativa. Esta habilidad casi innata de la mujer, muchas veces utilizada con una excepcional maestría le ha proporcionado una poderosa influencia sobre el hombre para lograr que este haga lo que ellas quieren.

La manipulación femenina es una forma solapada de chantajear emocionalmente al hombre para llevarlo sin que éste se de cuenta a hacer lo que ellas quieren. Y ahí está el gran problema, que la persona que lo está sufriendo muchas veces no puede detectar que está siendo manipulado y hacen que ellas puedan salirse con la suya.

La manipulación femenina va desde los niveles más sutiles de manipulación que van desde derramar una lágrima, fingirse una víctima débil y desconsolada, aparentar enojo, imponer pautas de lo que es un verdadero hombre, uso de las shaming tactics, hasta la más abierta y descarada declaración de que el hombre que me quiera me tiene que aceptar como soy.

Aquí les exponemos algunas de las tácticas más comunes de manipulación femenina.

*Te hacen sentir culpable sin motivos

Una técnica casi infalible de una manipuladora es la victimización. Con esta treta hace que te sientas mal cuando le exiges algo. Por ejemplo, si le dices que la casa está sucia y desordenada, te contestará que eres un desconsiderado, que en su trabajo tuvo que soportar tal y cual cosa. De esta manera, te resulta imposible discutir nada con esa persona, ya que siempre te hace sentir culpable.

*Le dan la vuelta a la tortilla

Hacen algo mal, pero siempre van a encontrar la manera de que tú tengas la culpa de lo que acaba de pasar. Por ejemplo, si la has pillado con conversaciones en el ordenador o el móvil con otro hombre, en vez de disculparse y aceptar que se ha equivocado, siempre intentará girar la situación para enfadarse porque le has estado espiando. Y te hará sentir que tú tienes la culpa de haber hecho eso, saliendo ella impune.

*Se erigen como jueces de tu vida

Una manipuladora siempre querrá imponer normas de lo que ella piensa es un hombre de verdad, te dirá como debes vivir, cómo debes vestirte, cómo debes comportarte, cuál es la mejor forma para hacer las cosas, qué amigos te convienen, e intentará controlar todos los aspectos de tu vida a la vez que tratará siempre de confundirte para tener la razón.

*Descalifican todo lo que haces.

El sarcasmo es su mejor arma. Pocas veces van a descalificarte de manera directa, pero sí que lo harán utilizando ridiculizaciones, minimizando el valor de tus actos o pensamientos. Nunca permitas que alguien inferior a ti le reste importancia a tu trabajo, tu desempeño, tus ideas, o te minimice como persona.

*Manipulan tus emociones

Un manipulador siempre quiere que la otra persona se sienta insegura e infeliz para lograr un dominio sobre sus emociones. Un hombre que no está seguro de sí mismo y de lo que vale necesita constantemente de validación y será una víctima de la manipuladora que con afecto, caricias y palabras dulces siempre podrá lograr cualquier cosa que se proponga.

*Toman el crédito por tus logros.

Nunca lo hubieras logrado sin mí es su frase predilecta. Siempre tratarán de exagerar su participación cuando tienes éxito en cualquier tarea y harán resaltar lo esencial que fue su influencia en el resultado, pero será toda tuya la culpa cuando te enfrentas al fracaso.

*Tienen el don de la palabra.

Suelen tener mucha facilidad de palabra y también el don de poder cambiar de tema rápidamente. Tienen pre concebidos unos grandes discursos fluidos y aunque les afrontes con argumentos de peso, nunca se enfrentarán a ti, sino que siempre desviaran la conversación hacia otro tema. Ellas deben quedar por encima y ganar siempre.

*Usan amenazas muy sutiles

Una de las tácticas más utilizadas por las manipuladoras para ganar terreno y obtener mayor dominio e influencia es la amenaza. Esta les permite tantear hasta qué punto pueden llevar sus artimañas para evitar en el futuro un desenlace indeseado que podría darse como consecuencia a alguna de sus conductas. Un ejemplo es cuando dice “si no cambias y dejas de hacer esto ya verás", "si lo que deseas es terminar la relación por mí no hay problema". A menudo esto lo ponen a prueba durante alguna discusión insignificante o que no tiene ningún fundamento, para luego salirse más fácilmente culpando al hombre si las cosas se escapan de su control, porque reconocer y asumir responsabilidad es algo que nunca van a hacer.

Si estás al lado de una mujer así entonces estás en una relación tóxica. Aunque te esfuerces, hagas un despliegue de buena voluntad, y creas que cambiará, nunca va a hacerlo. La buena noticia es que hay salida. La única salida que tienes es apartarte inmediatamente de esa relación.

Si sigues sumergido en esa relación tóxica con ella, acabarás tan manipulado por ella que pensarás que eres el culpable de todo y tu cerebro ya no podrá discernir ni entender el sentido de las cosas. Así que sé valiente y déjala, el mundo no se va a acabar.

Seguramente cuando vea que ya no te dejas manipular empezará a intentar reconquistarte, pero debes ser duro y no volver a caer en sus redes. Todo se puede conseguir con fuerza de voluntad y confianza en ti mismo. Como dijo un sabio no hay mejor día para empezar a tomar decisiones que cambiarán nuestra vida que hoy mismo.

http://mgtowuniversity.blogspot.com/2017/06/detras-de-todo-gran-hombre-hay-una-gran.html

 TAGS:undefined

{
}
{
}

Deja tu comentario Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. La gran mentira de la manipulación femenina.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre