Avisar de contenido inadecuado

La élite política frívola

{
}

La bronca entre el ala del PAN a la que pertenece el dirigente Gustavo Madero y el ala que impulsa el ex presidente Felipe Calderón tuvo un punto anecdótico cuando se reveló que el senador Ernesto Cordero prefirió acudir al Súper Tazón del futbol americano antes que a la apertura de sesiones del Congreso general. En ese evento, el senador estuvo acompañado de Juan Ignacio Zavala, cuñado del ex presidente y su asesor personal. En otro lugar estaba el mandatario y Margarita Zavala, además de un grupo de amigos.

El de los panistas es un pleito interno, que ha escalado en las redes sociales por el nivel de polarización que ha provocado.

Sin embargo, lo que llama la atención del ciudadano no es tanto esta lucha fratricida sino algo que cada vez es más común en la clase política: el dispendio de recursos.

Mientras el país entra en una racha negativa, con recortes al gasto social, hay políticos que se dan la gran vida, viajando a otros países y acudiendo a eventos deportivos. El senador y su asesor, además del ex presidente y su comitiva, viajaron utilizando recursos del erario público, unos como trabajadores del Senado, otro como pensionista del gobierno federal.

Es evidente que cada quien pueda divertirse de la manera que quiera, pero a últimas fechas hemos visto tal despilfarro de parte de la clase política, que la actitud de los panistas puede calificarse como inmoral, pues la situación del país no da como para estos actos de frivolidad y ligereza.

Cierto, no cometieron ninguna ilegalidad pero el mensaje que envían a la ciudadanía es de indiferencia: mientras ellos pueden divertirse, ¿qué importa lo demás?

Con esto queda claro que en México tenemos una élite política que gusta de pasarla bien aunque el país esté en bancarrota. Como ellos tienen seguro su salario y todos sus bonos, entonces son seres privilegiados, que pueden gastar e, incluso, decir la puntada de que les pueden descontar el día si ese es el problema.

Ayer, Enrique Peña Nieto volvió a lanzar una ley para castigar la corrupción en la función pública. Ojalá esta vez se vaya en serio y no sólo se castigue a quienes roben al erario sino también a quienes se aprovechan de los cargos públicos para frivolizar sus trabajos.

http://www.cambiodemichoacan.com.mx/editorial-11134

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La élite política frívola

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre