Avisar de contenido inadecuado

Un gesto noble e inesperado

{
}

Celeste Ayala es una mujer policía y madre de una niña de 16 meses, que vive en Berisso, La Plata (Argentina). Recientemente, a una pareja de drogadictos y desocupados de esa localidad les quitaron sus seis hijos por estar desnutridos y descuidados. Cuando la policía los llevó al hospital, Celeste se dio cuenta de que la menor, de tan solo seis meses de edad y con sarna, lloraba porque tenía hambre, e inmediatamente la amamantó como a su propia hija. La oficial Ayala fue condecorada por su noble gesto y la ascendieron a sargento.

 TAGS:undefined

{
}
{
}

Deja tu comentario Un gesto noble e inesperado

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre