Avisar de contenido inadecuado

El "Holocausto" como un Arma Política contra los Alemanes

{
}

por Horst Mahler

En primer lugar, me gustaría hacer algunos comentarios introductorios porque nosotros los alemanes hemos sido entrenados en tal forma que ya no examinamos ciertos pensamientos. Las emociones siempre son usadas entonces para evitar esos pensamientos que compiten por nuestra atención. Nosotros no evaluamos los pensamientos en cuanto a si ellos son correctos o incorrectos, verdaderos o falsos, sino si ellos son adecuados en ciertas categorías morales, si ellos son políticamente correctos.

Hay un tabú que ha sido implantado en nosotros durante décadas, quizás desde hace más de un siglo, de modo que ya no percibimos ciertos temas objetivamente. Temas que tienen que ver con los judíos; y eso es desde la posición de ambos lados, ya sean a favor de los judíos o anti-judíos. El tema de los judíos o de la judería es vigilado en nosotros por la, llamémosla así, policía del pensamiento. No se nos permite pensar sobre esa materia de manera lógica. En lo que sigue aquí, sin embargo, estamos pensando ahora en los judíos, y en cómo los judíos están relacionados con nosotros los alemanes, y cómo nosotros los alemanes nos relacionamos con los judíos, y aquello que surge es tan terrible para el alemán típico, que él tiende a levantarse y salir gritando.

Lo mismo ocurre en cuanto al tema del "Holocausto". El "Holocausto" como un arma política del enemigo de los alemanes, el arma de la judería. Y sólo decir esto en voz alta provoca reacciones intensas. Pero es importante alcanzar la claridad dentro de nosotros, de modo que finalmente nos abramos camino y otra vez juzguemos los pensamientos que vienen a nosotros según su valor particular, para ver si ellos son correctos o incorrectos, verdaderos o falsos.

Yo declaro directamente desde un comienzo: esta "religión" del "Holocausto" está construída sobre la mentira más monstruosa en la Historia mundial. El "Holocausto", el modo en que es usado para acusarnos de asesinar a la gente judía, ¡es una invención!

Estoy seguro de que todos los fiscales públicos están tomando nota de esto ahora para iniciar medidas preliminares [contra mí]. Pero eso no tiene nada que ver con la aplicación de la ley, sino que ellos son ejecutores por las demandas de un poder extranjero, un poder enemigo dentro de nuestro propio país. ¡Contra ese poder debemos levantarnos! Se trata de la insurrección de la gente alemana por su preservación, por su libertad, y de una rebelión contra los esfuerzos que pretenden destruír a la gente alemana. El arma principal y la estrategia principal en esta guerra contra el pueblo alemán es la mentira de los 6 millones de judíos muertos en Auschwitz, o los 4 millones; 6 millones que se supone que estuvieron todos juntos. Y no estaremos vivos, no sobreviviremos, si no nos desenredamos de esta mentira. Esto no tiene nada que ver con la usura de ellos, aquel dinero que es arrancado de nosotros, eso también, ya que eso tiene una importancia completamente subordinada.

Dicho simplemente, es acerca de entender que la gente alemana está siendo asesinada; ¡es sobre el asesinato de alma del pueblo alemán! Y esto suena tan aterrador en los oídos del ciudadano alemán típico que no habla extensamente de este tema, que él podría ya ahora parar [este video]. Pero entonces él sólo se está escondiendo de sí mismo. Él está preocupado. Él siente que esos pensamientos podrían ser verdaderos, pero no quiere hacerse cargo de ellos.

Nuestra debilidad es que no podemos siquiera pensar mal de los judíos, sobre cómo la judería nos ha dañado a nosotros, la gente alemana, a través de toda la Historia, pero sobre todo en el siglo XX, cómo ellos han actuado contra la nación alemana, pero también contra todas las otras naciones, especialmente contra los europeos. Estos pensamientos los debemos poner a prueba, pero primero debemos permitir que sean examinados para ver si lo que estoy diciendo aquí tiene fundamentos serios.

Quiero comenzar con las Sagradas Escrituras de los judíos. Realmente, primero iré al Nuevo Testamento; éstos son los Libros Santos de los cristianos. No se sabe generalmente que la cuestión acerca de la judería y sus mentiras ha desempeñado ya un papel fundamental en el Nuevo Testamento. Jesús dice a los judíos [Juan 8:44]: "Ustedes son de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre quieren cumplir. Él ha sido un asesino desde el principio y no habita en la verdad, porque no hay ninguna verdad en él. Cuando él habla una mentira, de suyo habla, ya que él es un mentiroso, y padre de la mentira".

Difícilmente se puede pensar en un juicio más injurioso sobre una unión social, una tribu, o como sea que usted quiera llamarla. Y uno realmente tiene que reflexionar si hay que decir esto otra vez tan públicamente, pero, quiero decir, es necesario.

Nosotros tenemos una relación moral con todas las naciones, con todo pueblo. Los miramos, más o menos, como nuestros iguales, y tenemos inhibiciones para pensar en ellos en una forma que es necesaria a fin de notar que hay una tribu, un "pueblo elegido", que no tiene ninguna relación moral con todas las otras naciones, sino que en cambio desea que esas otras naciones sean aplastadas, ¡que ellas sean muertas!

Eso es algo totalmente ajeno a nuestra conciencia. Los judíos son esa "gente elegida". Y siempre hay que hacer la pregunta: "¿Quién los ha elegido?". ¿Han sido elegidos ellos por nuestro Dios, al que nosotros rezamos, el Dios cristiano, o es un dios completamente diferente el que los ha elegido, un dios que es —según nuestros estándares y nuestro entendimiento de Dios y el poder del mal— en realidad Satán como el dios de los judíos?

La palabra Satán es, realmente, una palabra muy práctica; ella es la palabra hebrea para "antagonista", "oponente", "enemigo". En la historia de la salvación aprendemos sobre el concepto de Dios y sus obras en el mundo. También leemos sobre un poder maligno, Satán; y es Yahvé, el dios de los judíos, ese poder maligno, el ha elegido a una raza para que asesine a todas las otras razas.

Está expresamente declarado en el Antiguo Testamento de la Biblia que es la intención de ese dios asesinar a todas las naciones. Dice en Isaías 34:2-3: "Porque el enojo de Yahvé es contra todas las naciones, y su furor contra todos sus ejércitos; las ha destruído por completo, las ha entregado a la matanza. Sus muertos serán arrojados, y de sus cadáveres subirá el hedor, y las montañas serán empapadas con su sangre".

El programa de aniquilación de Yahvé no podría ser declarado más crudamente.

Estamos tan acostumbrados a ello que ya no tomamos en serio esas antiguas escrituras, y eso es ya un error mortal. Tenemos que hacernos la pregunta de cómo es que un pueblo de una antigua tribu se distingue en el día presente y se hace conocido de estos modos que se han convertido en un problema, y se ha convertido en una verdadera fuerza hoy, en un poder mundial.

¿Cómo puede ser explicado que los judíos, dispersos entre todas las naciones, fueran capaces de sostenerse como este poder, como esta judería durante cuatro mil años y tener tal prominencia hoy? Todas las otras tribus antiguas de la pre-Historia han perecido: los asirios, los babilónicos, los persas, los egipcios, los griegos, los romanos. Todos ellos se han ido. Sólo esta tribu, elegida por Yahvé, está todavía aquí hoy. Y no sólo eso, es la dominadora del mundo a través del dinero y los medios de comunicación. Y es el enemigo dentro de todos los países. ¡Un enemigo interno! El filósofo alemán Johann Gottlieb Fichte [1762-1814] declaró ya entonces muy claramente: "Aquél [el pueblo judío] es un Estado enemigo"; y ese hecho uno podría entenderlo, pero él también dice: "Ese Estado está fundado sobre el odio contra toda la gente". Tal como se lo he leído.

Cometemos un error crucial cuando no tomamos en serio las Sagradas Escrituras de los judíos porque lo que está escrito en ellas es la sustancia cultural y espiritual de ese pueblo. ¿Puede uno llamar un pueblo a esa raza, que es en todos los países una minoría y sin embargo es un Estado enemigo dentro de un Estado? Y uno no puede estar en mayor peligro que al tener un verdadero y poderoso enemigo, realmente presente, dentro del propio país, y no nombrarlo y no percibirlo. Porque entonces ese enemigo tiene la oportunidad de ejecutar en secreto su plan de destrucción, y él asesinará entonces a todas las naciones de esta manera, del modo que es hecho al pueblo alemán. Nosotros somos víctimas del asesinato del alma. Y el asesinato del alma significa que somos destruídos como pueblo. No digo que los alemanes serán todos asesinados físicamente, pero como pueblo estamos perdiendo nuestra existencia, y luego seremos considerados solamente como una biomasa, libremente accesible para intereses totalmente diferentes que no son los nuestros. Éste es el telón de fondo de la situación.

Y experimentaremos un tiempo cuando, en todas partes, ellos hablarán solamente de "anti-semitismo", y luego cada uno atacará a aquellos a quienes ellos declaran "anti-semitas". Pero nadie pregunta cuál es la razón del anti-semitismo. Los alemanes son conocidos por ser diligentes, que ellos siempre preguntan la razón de un síntoma. De este modo, tenemos buenas razones para preguntar: "Si hay anti-semitismo —independientemente de lo que quiera decir eso—, y ese anti-semitismo tiene tal importancia que incluso se está considerando una declaración de Naciones Unidas contra el anti-semitismo, ¿cuál es la razón de que exista tal fenómeno? Los judíos condenan a todos los que ellos marcan e identifican como "anti-semitas", pero ellos perseguirían como delito toda pregunta en cuanto a la causa del "anti-semitismo". ¡Realmente! Ellos definen aquello como "incitación al odio".

Si es correcto lo que dije, que en cada Estado hay un enemigo interno, entonces tenemos que hacer esta pregunta: ¿Cuál es la razón de este "anti-semitismo"? Pero todas estas deliberaciones son bloqueadas hoy. Para cada diálogo, para cada discusión, para cada debate político y cultural, y acerca de la visión del mundo, hay un tabú que actúa como una tácita condición previa. Nosotros podemos presentar argumentos sólo como válidos, e incluso sólo expresarlos, cuando silenciosamente venimos desde una posición en que la judería, los judíos de todo el mundo, siempre ha sido la víctima, siempre ha estado en lo correcto y ha sido inocentemente perseguida. Y marcado a fondo en nuestra situación hay un requisito previo no expresado en cuanto a que podemos hablar con judíos y sobre judíos sólo bajo la condición de que estamos de acuerdo en que el Reich alemán, durante el tiempo desde 1933 hasta 1945, es decir, bajo el liderazgo nacionalsocialista, exterminó físicamente a la gente judía en Europa.

Quienquiera que no acepte estas estipulaciones es también un enemigo de los judíos y de todos quienes siguen a los judíos, y de todos aquellos que tienen miedo de los judíos. Entonces uno es el enemigo, uno es perseguido y simplemente pierde su libertad. Pero hacer estas suposiciones siempre conduce sólo a resultados deseados que juegan en contra de nuestros propios intereses y contra nuestro derecho a la vida. Yo niego que esa persecución sistemática durante el tiempo del Tercer Reich haya ocurrido. Declaro que el así llamado "Holocausto", significando la tesis de que los judíos fueron gaseados en grandes cantidades, es una mentira, la mentira más horrenda en la Historia del mundo, la mentira con mayores consecuencias.

Es acerca de la vida de las naciones, especialmente del pueblo alemán. Y ahora es el comienzo del levantamiento del pueblo alemán contra el poder extranjero [que está dentro de nuestra nación] que es potenciado por esta monstruosa mentira.

El levantamiento del Volk alemán para sobrevivir comienza con el levantamiento en favor de la verdad. Esto probablemente no puede ser algo malo para la verdad porque todo lo que ha sido establecido en el último siglo en la arena política en Europa y más allá a consecuencia de las dos guerras mundiales está construído sobre una mentira, construído sobre los judíos como víctimas, injustamente perseguidos, y sobre la mentira de que el Reich alemán quiso deshacerse de este problema, los judíos, exterminándolos físicamente.

Ahora tenemos toda una serie de procedimientos legales donde esta cuestión toma el escenario central. En mi opinión, estos litigios son necesarios y son la única posibilidad de forzar a nuestros enemigos a una cierta situación de diálogo. Ante los tribunales tenemos una oportunidad para presentar los hechos que refutan la mentira. Y ello demostrará claramente que la intención de la mentira es la estrategia de destrucción por parte de una tribu minoritaria para subyugar a la gente de todas las naciones, por todo el mundo, o incluso aniquilarlas.

Esto tampoco es una invención anti-semítica sino que está en las Sagradas Escrituras de los judíos, en el Antiguo Testamento, nuevamente en el profeta Isaías. Allí dice, en la profecía del dios Yahvé a los judíos por medio de Isaías [60:11-12]: "También tus puertas estarán abiertas de continuo; no se cerrarán ni de día ni de noche; para que se traiga a ti la riqueza de las naciones, y sus reyes conducidos juntamente con ellas. Porque la nación o el reino que no te sirviere, perecerá; sí, aquellas naciones serán completamente asoladas".

Éste es claramente un programa imperialista. El programa del gobierno mundial judío, quienes con esta forma ostensible y brutal de subyugación de todas las naciones, y con una amenaza que entonces también será cumplida, matará a la gente de todas aquellas naciones que no obedezcan. El Volk alemán había hecho el esfuerzo para defenderse contra ese imperialismo, para no aceptar el dominio mundial judío, y para sacudirse el control judío instalado mediante el dinero y los medios de comunicación.

Ése es el telón de fondo, y tenemos motivos para ver las cosas desde una perspectiva completamente diferente que la que es presentada hoy en las escuelas, los medios de comunicación y las instituciones culturales. Todo aquello es propaganda judía de odio, propaganda judía de guerra contra la gente alemana, porque el pueblo alemán tiene un significado especial. Los alemanes son en el corazón de Europa el Volk más fuerte y culturalmente el mejor educado, lo que por supuesto conduciría a toda Europa a un baluarte de resistencia contra el gobierno mundial judío a través del así llamado Imperialismo del Dólar, por medio del Globalismo, por medio del Sistema Monetario Mundial y con su monopolio de los medios de comunicación.

Es por esto que Alemania y la gente alemana son el centro de atención en la búsqueda de la aniquilación por parte de la judería. La debilidad al debatir contra ello [el plan de ellos] siempre existe en el hecho de que no ha sido reconocido que esos esfuerzos de la judería para eliminar a la gente de las naciones son también parte del hacer divino.

No es que sean una parte del plan divino, ya que según el concepto alemán de Dios en filosofía, Dios no es la perfección en el principio, sino que la Historia misma es el proceso a través del cual Dios se hace consciente, y luego finalmente se conoce a sí mismo. ¡Conócete a ti mismo! Este dicho oracular de la antigua Grecia tiene este sentido. Es Dios quien, a través de la Historia mundial, por medio de los seres humanos que son obra suya, se experimenta a sí mismo. Y en ese proceso los judíos desempeñan un papel negativo que es necesario para la liberación del individuo, la persona y las naciones. Su papel negativo es una parte en los acontecimientos divinos. Está la famosa escena en "Fausto" [I, 3] donde Mefistófeles contesta: "Soy una parte de aquel poder que siempre desea el mal, pero siempre crea el bien". Esto significa que esta fuerza dañina que desea lo negativo, la destrucción, el exterminio, el matar como un estilo de vida, crea mediante una reacción el bien. Es como una inyección que despierta la resistencia en el cuerpo contra peligros mortales.

Al comprender este aspecto de la judería, uno ya no puede odiar a los judíos. Ellos son necesarios en la salvación de Dios. La percepción de que ése es el papel de los judíos para nuestra salvación, para nuestra completitud y nuestra libertad, nos trae la paz en cuanto a los judíos, pero no en una forma que ignoremos su hostilidad, sino que este reconocimiento incluso nos pondrá primero en una posición para tratar con ellos como un enemigo.

Y aquí en Alemania esto se vuelve inmediatamente hacia lo político. Este enemigo debe ser reconocido en Alemania como el ímpetu dirigente, como el poder extranjero en Alemania sobre el pueblo alemán. Y estas demandas judiciales —que giran ahora alrededor de las preguntas: ¿Sucedió el "Holocausto" o no?, ¿puede uno impugnarlo?, ¿puede uno descartarlo?—, estas acciones, que están ocurriendo en todas partes, son una posibilidad para infundir conciencia entre el público, para inspirar estas preguntas.

Después, estará el proceso legal contra Ernst Zündel, que fue sacado desde Canadá y traído a Alemania. Después de dos años de encarcelamiento en Canadá para su extradición, él está ahora en la cárcel en Mannheim. El 8 ó 9 de Noviembre comenzarán los procedimientos legales ante el Landgericht [tribunal de distrito] de Mannheim contra Ernst Zündel, que es el pionero de este movimiento de pensamiento para presentar una lucha contra esta fabricación [el "Holocausto"]. En Canadá él tuvo éxito al ganar el derecho de negar el "Holocausto", y hablar sobre ello en público. Él fue procesado en Canadá y después de un proceso de diez años de duración fue recientemente absuelto.

Pero luego él fue detenido en base a débiles excusas, de que él es supuestamente un riesgo para la seguridad en Canadá. Después de que él había sido secuestrado en Estados Unidos y llevado a Canadá, fue encarcelado durante dos años bajo la acusación de ser un "riesgo para la seguridad". Este hombre solo, que habló en su propio nombre, es supuestamente un peligro de seguridad para la gran tierra de Canadá. Esto significa que la verdad es temida por aquellos cuya supremacía está basada en la mentira. De esta manera, Zündel es un peligro, pero sólo para aquellos que controlan con la mentira. Después de dos años de encarcelamiento, él fue deportado a Alemania, porque él es un ciudadano alemán.

Hace algún tiempo, él emigró desde Alemania cuando joven porque no podía soportar vivir ya más en Alemania. Él pensaba que aquellas cosas que se dicen sobre Alemania después de la guerra eran verdaderas. Eso era tan insoportable para él que se fue a un país extranjero, a Canadá. Él encontró a un judío allí que le preguntó: "Dígame, ¿realmente cree usted todo lo que se dice sobre Alemania?". Lo dejó perplejo oír eso de un judío. Y ese judío le dio material de lectura y le dijo: "Aquí, lea esto, y lea esto también". Y de esa manera, él se dio cuenta de cosas que habían desaparecido totalmente de la discusión pública en Alemania, y él comenzó a dudar. La inquietud nunca lo abandonó, y así él se convirtió en un abogado en favor de la verdad histórica.

Por cuanto él había publicado sus dudas en Internet, pero también había señalado escritos que del mismo modo niegan el circo del "Holocausto", es por lo cual él está ante los tribunales, y lleva ahora detenido dos años y medio o tres en base al Párrafo 130. Ésa no es una ley [alemana] sino un decreto de una potencia extranjera. Él pasará todavía más años en prisión, quizá cinco. Esta demanda judicial, y paralelos a ella otros casos de tribunal contra alemanes, y también contra mí, son ahora el foro para traer estas cuestiones a la discusión. Hemos visto que este proceso tiene algunas brechas.

No fue sólo el litigio contra Ernst Zündel sino también las medidas contra Robert Faurisson en Francia. Zündel presentó en su caso de tribunal el llamado Informe Leuchter, de un especialista estadounidense en ejecuciones mediante cámaras de gas y sillas eléctricas. Fred Leuchter, recomendado por el gobierno estadounidense como el experto para este caso de tribunal, examinó la situación en Auschwitz y Treblinka, y afirmó: "El que gente fue gaseada aquí hasta la muerte es físicamente imposible". Ese informe de Leuchter recibió atención mundial, pero en Alemania fue silenciado.

Günter Deckert, quien era entonces el presidente del Partido Nacional Democrático [Nationaldemokratische Partei Deutschlands, NPD], fue condenado no hace mucho a 5 años en prisión. Él ha cumplido su condena en forma completa. Comenzó con él traduciendo la presentación de Leuchter [Nov. 1991] al idioma alemán en Alemania, ya que Leuchter sólo habla inglés. El señor Deckert se incriminó por expresiones faciales y gestos que supuestamente expresaban su acuerdo con lo que Leuchter comunicó, a saber, que el "Holocausto", en la forma en que es presentado, es imposible según las leyes naturales. Sólo eso ha llevado a que el señor Deckert fuera condenado. El público alemán en gran medida no está consciente de esto. La gente no se preocupa de tales cosas.

Conmigo fue lo mismo. Yo no consideraba posible eso hasta que representé [en 2000] al cantante alemán Frank Rennicke como abogado de la defensa. Me vi obligado a involucrarme intensamente con estas cosas, y las escamas cayeron de mis ojos. Tuve que preguntarme cómo puede ser aún posible que nuestra facultad de conciencia sea tan limitada que no prestemos atención incluso a lo más obvio en vista de esta acusación monstruosa contra el pueblo alemán, que ya no somos capaces de hacer la pregunta de ¿qué significa matar a 4 millones de personas en un tiempo limitado, desde 1942 hasta 1945, en un limitado espacio de tierra, y luego hacerlos desaparecer completamente?; ¿qué condiciones habrían tenido que estar presentes en la Naturaleza, en el mundo físico?; ¿qué debe haber sucedido aquí?, y ¿es esto siquiera posible, en esta localidad, bajo las condiciones estructurales, y con estos medios de matanza?; ¿es todo esto posible?; ¿es ya ésa la deliberación más cercana en cuanto a cómo esto ha ocurrido?; ¿cómo se supone que ellos llevaron a cabo esto? La realidad es que esto está lleno de contradicciones y, de hecho, ridículas mentiras.

Le digo a usted que esta historia entera debería ser presentada en la forma de un espectáculo de cabaret de modo que la gente incluso se dé cuenta de lo que les ha sido hecho. Hay que liberarse de esta represión basada en el requisito previo de que realmente sucedió, de que los judíos son de esta manera realmente la nación perseguida y masacrada. Cuando uno se libera de esto, entonces todo el asunto es expuesto como una farsa.

Hemos tomado ahora nuestras posiciones en esta campaña contra la inventada obviedad del "Holocausto" para llevarla a la conciencia de aquellos círculos de nuestro pueblo que todavía tienen la capacidad de pensar. Y estoy seguro de que no serán grandes masas las que contemplarán este asunto, pero habrá cada vez más alemanes mentalmente capaces y despiertos que notarán que hay algo monstruoso, algo colosal que ha ocurrido que también plantea la pregunta: "¿Qué es el hombre?, ¿qué está sucediendo en este mundo?". Toda la cuestión espiritual adquiere una nueva dimensión y un sentido puntual, y esto puede significar el punto de partida para reenfocarse en el sentido espiritual y divino.

Pienso en estos procedimientos judiciales que están teniendo lugar, donde tenemos los descubrimientos más recientes de los numerosos investigadores históricos, especialmente los extranjeros (los alemanes están, por supuesto, bajo la sospecha general de estar participando). Pero esto comenzó con Paul Rassinier, un comunista francés y luchador de la resistencia [durante la 2ªGM] que sufrió en el campo de concentración de Buchenwald, y que puso en cuestión la historia oficial debido a su propia experiencia. Luego está el francés Robert Faurrisson, un profesor de Crítica Textual en la Universidad de la Sorbonne; en otras palabras, él está a cargo de hacer la crítica de documentos históricos y se ha convertido en el precursor de toda una escuela histórica que por medio de la investigación destruye estas mentiras colosales. Luego está Jürgen Graf, un suizo, Carlo Mattogno, un italiano, y luego por supuesto los investigadores alemanes, que a partir de su propia experiencia decidieron llegar al fondo de estas cosas.

También el alemán Germar Rudolf, un químico, que era completamente apolítico y que actuó como el testigo experto en un procedimiento judicial contra el general Otto Remer por "incitar el odio en la nación", que examinó las supuestas cámaras de ejecución, llamadas "cámaras de gas", en Auschwitz, y basado en su análisis químico ha demostrado, y quiero decir, sin ninguna duda, que si esos masivos gaseamientos hubieran ocurrido, habría rastros definitivamente duraderos y un cierto colorante azul en las paredes, los que no están presentes. Él comparó las supuestas "cámaras de gas" con las cámaras de gas que existieron realmente donde se trataban tejidos, ropa, colchones, linos, etcétera, para mantener bajo control la epidemia de tifus, donde el colorante azul de las paredes está presente. Él comparó ambas clases de cámaras y dijo: "Si gente hubiera sido gaseada [en aquellas presuntas cámaras de gas], entonces el color azul habría tenido que ser aún más intenso en aquellos cuartos porque más Zyklon B habría sido usado". Ésa es una importante piedra angular.

Todos estos hombres, que han mostrado mucho coraje, han sido perseguidos por el ministerio de Justicia. Germar Rudolf vive en un país extranjero debido a la investigación científica que él publicó, y que luego presentó en el tribunal, lo que le causó una condena de 2 años y 8 meses en prisión, pienso. Luego está Jürgen Graf, un ciudadano suizo, que también se ha representado a sí mismo en las mismas cuestiones en cuanto historiador, que había sido condenado en Suiza y que vive ahora en el exilio en Moscú. Éstas son situaciones que están siendo discutidas ahora.

Hasta ahora todos los tribunales han rechazado siquiera permitir que sean presentadas evidencias, afirmando que lo contrario es verdadero [a saber, que el "Holocausto" existió] y que es obvio que ese exterminio de masas ha ocurrido en tal y tal forma y en tal y tal lugar con Zyklon B. Por esa razón, dicen ellos, las pruebas son innecesarias, y ni siquiera son permitidas en el tribunal.

Pero ¿qué se entiende por "obvio" aquí? Para que algo sea obvio, sobre todo en cuanto a hechos históricos, se presupone que los hechos afirmados han sido suficientemente investigados por los historiadores, lo que ha producido un cierto resultado que no es discutible, y que un hombre razonable y en su sano juicio no cuestionaría.

¿Qué ocurrió con el "Holocausto"? Pasaron 13 años, desde 1945 hasta 1953, hasta que ese incomparable e increíble crimen contra la Humanidad, que representó un colapso en la civilización, se convirtió en asunto de determinación criminal contra presuntos delincuentes. Trece años a partir de 1945 se requirieron hasta que, en base a declaraciones judiciales de un solo prisionero —creo que fue en la penitenciaría de Butzbach— ese macabro acontecimiento fue afirmado y establecido a partir de entonces como un acontecimiento indiscutible y obvio, incluso aunque hubo vehementes objeciones desde el principio contra esa teoría.

En otras palabras, no es obvio como se ha afirmado, porque las objeciones existieron, y esas objeciones fueron suprimidas por medio del "derecho penal". Todos los investigadores que cuestionaron el resultado oficial han sido acusados de ser agitadores o delincuentes que dañan e insultan la memoria de los muertos, y han sido derrotados mediante pleitos judiciales y castigados con prisión. Esto significa, incluso según la teoría del concepto legal, que no puede ser llamado un caso manifiesto porque esa descripción que tomó 13 años para siquiera convertirse en una definición fue cuestionada ya desde el principio. Que aquellos objetores hayan sido forzados al silencio por acciones de tribunales del crimen significa que la mentira se ha establecido aquí y ha perseguido a la verdad por medio de procedimientos en los tribunales penales.

Y esto es ahora, en un mundo cambiado, una fuerza explosiva, donde los judíos en efecto han traspasado la línea con su gobierno mundial y más o menos han convertido a todas las naciones en sus enemigos. ¡Y ahora también tenemos los resultados de la investigación más reciente! Todos estos casos de tribunal están ocurriendo ahora en una situación mundial cambiada. El gobierno mundial judío, que está tratando de venderse a sí mismo como "globalismo", está adquiriendo rasgos tan horribles que ahora cada vez más gente de todos los países se está levantando contra ese gobierno extranjero de los plutócratas sólo para su supervivencia. Y esta oligarquía del gobierno mundial está basada hoy principalmente en la mentira del "Holocausto". Cualquier cosa que uno diga contra los judíos es inmediatamente bloqueado con "¡Eso va a conducir a otro Holocausto!. ¡Eso nunca debe repetirse!". Y cada uno agacha la cabeza. Porque ellos tienen miedo. Los políticos que se levantan contra eso serán despiadadamente destruídos por los medios de comunicación.

Incluso el Papa Benedicto XVI ha afirmado que cuando él era todavía el cardenal Ratzinger, en su libro publicado por la editorial Olf, él dijo: «Los medios de comunicación tienen la capacidad de "ejecutar" a la gente en público, destruír sus medios de sustento, y quienquiera que lleve críticamente eso a la mesa para la discusión es llamado un enemigo de la libertad, porque él está en contra de la libertad de expresión!».

Ahora tenemos este libro de Germar Rudolf —me gustaría mostrarlo aquí—, Vorlesungen ueber den Holocaust [Conferencias sobre el "Holocausto"]. Germar Rudolf, lo he mencionado antes, un químico, que era completamente apolítico, el cual como científico quiso llegar al fondo de esta situación, y que actuó como el testigo experto en los procedimientos judiciales contra el general Remer por "incitar el odio en la nación", y que hizo los desconcertantes descubrimientos de que todas esas acusaciones no están apoyadas por hechos y que las leyes naturales en la física expondrán las aseveraciones de los testigos como mentiras.

Y él presentó la investigación entera de todos los renombrados así llamados Historiadores Revisionistas, y al mismo tiempo enumeró las objeciones que son presentadas aquí desde la oposición —los intentos de ridiculizar esto [el trabajo revisionista], de llamarlo anti-científico— y ha tratado aquí la cuestión, y muestra en este libro por medio de un método científico con más de mil notas, referencias y documentos y con hechos históricos indiscutibles de todos los lados, que todo esto [la acusación del "Holocausto"] es una gigantesca mentira. Y este libro, que está ahora en el centro de todos estos pleitos legales, es hecho el objeto de ciertas mociones de evidencias. Uno tendría que ser de la opinión de que todos los abogados que están al servicio de la BRD (Bundesrepublik Deutschland, República Federal de Alemania), que no es ningún Estado sino una forma organizacional de un arreglo por parte de una potencia extranjera —como Carlo Schmid había expuesto ya ante el consejo del Parlamento—, que todos aquellos abogados son sinvergüenzas y están actuando contra la esencia de la justicia a fin de reprimir la verdad.

Tal presunción, que sería posible en una nación de gente culta que todos ellos [los representantes legales] han hundido de esta manera hasta el status de canallas, la considero altamente improbable. Habrá una situación donde tendremos una brecha. En alguna situación los abogados ya no cooperarán con esto. Hay claras indicaciones de que eso puede ser inminente. Estamos llevando a cabo estos procesos y eso tiene efectos en la comunidad legal.

Hay un artículo que apareció en Mayo de un juez jubilado, antes presidente del tribunal de distrito de Hamburgo, donde él indica que este párrafo de la "incitación al odio" [el Párrafo 130], que castiga la negación del "Holocausto", no está de acuerdo con la Constitución del Compromiso de la potencia extranjera, artículo 5, "Libertad de Opinión", y por lo tanto entra en conflicto con la Constitución. Y él indica que ha sido expresada una oposición contra estas determinaciones durante mucho tiempo. Y él dice además que esa oposición a la validez del Párrafo 130 es imperativa; y sin embargo, la Bundesverfassungsgericht (Corte Suprema o Constitucional Alemana) no ha sabido tratar con la ocasión hasta este día, como él dice, para adoptar una posición en este asunto. En otras palabras, la corte minimiza sus riesgos. Si ella fuera de la opinión de que el polémico Párrafo 130 es congruente con la Constitución, hace mucho tiempo habría aclarado el argumento. Pero entonces la Bundesverfassungsgericht se habría expuesto a sí misma como un collegium de sinvergüenzas.

Hubo un informe antes, en 1996, del abogado Stefan Huster —supongo que él pertenece a la minoría judía— donde él presentó todas las estrategias posibles que combinan el Artículo 5, Libertad de Opinión, y el Párrafo 130, para demostrar que ellos están de acuerdo. Pero eso muestra que esos resultados no son concluyentes sino que siempre traen como resultado nuevas y mayores dificultades. Y para declararlo sucintamente, la acusación de que alguien que descarta el "Holocausto" —en otras palabras, alguien que tiene una cierta opinión— incita el odio conforme al Párrafo 130, es el caso modelo de una ley especial contra una cierta opinión.

Y tales leyes especiales no pueden existir según el artículo 5 de la Constitución. Ahora, uno habría esperado que Huster hubiera proclamado que por lo tanto el Párrafo 130 no tiene validez y que la Bundesverfassungsgericht debe rápidamente hacer claridad al respecto. No, él no toma tal acción. Él dice: "Para este solo caso, la persecución y destrucción de los judíos, hay que hacer una excepción del Artículo 5 de la Constitución a fin de hacer que opere la deseada aplicación de la ley de odio".

No creo que sea necesario comentar sobre esto. Esto ya no tiene nada que ver con el pensamiento legal. Aquí, de un modo cínico, todo lo que es correcto y pensamiento legítimo es lanzado por la borda. Bertram está trayendo de nuevo esta cuestión a la mesa en 2005. Ésa no es una coincidencia. Bertram dice que ya es tiempo de que este camino especial de la República Federal Alemana sea abandonado y que vuelva a una situación constitucional equitativa. Eso significa que lo que habíamos presupuesto está saliendo a la luz ahora.

¡Abogados, disientan!

http://editorial-streicher.blogspot.com/2019/08/horst-mahler-el-holocausto-como-arma.html

 TAGS:undefined

{
}
{
}

Deja tu comentario El "Holocausto" como un Arma Política contra los Alemanes

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre