Avisar de contenido inadecuado

Huerta y EPN los enemigos de la libertad de expresión

{
}

JOSÉ NARRO CÉSPEDES

A unos meses de la celebración de la batalla más importante de la Revolución Mexicana, La Toma de Zacatecas, la rueda de la historia vuelve a presentarnos situaciones similares.

Durante el periodo de la presidencia de Victoriano Huerta, aunque se aludía constantemente a la libertad de expresión, la represión y la censura eran fuertes, la gran mayoría de los medios de comunicación, siguen una línea editorial oficialista dado el terrible clima de represión y censura.

El primer manifiesto de Huerta, ya como presidente interino, lo emite a través del Diario Oficial el 19 de febrero de 1913, en que establece que la situación de la capital de la República ha obligado al ejército a reunirse para lograr la salvación de la Patria y, como consecuencia, la Nación puede estar tranquila. Afirma que todas las libertades quedan aseguradas, anuncia plenas garantías a los nacionales y extranjeros, ofreciendo que quedará debidamente organizada la situación legal.

Invitó a todos los bandos revolucionarios a unirse con el gobierno para consolidar la paz nacional.

El 21 de febrero de 1913 aparece publicado en El Diario que Huerta había asumido la presidencia. Describe el proceso por el cual llegó al poder y da a conocer al gabinete del nuevo gobierno, integrado conforme al Pacto de la Embajada. Resaltó que parte de la prensa estaba dispuesta a colaborar desde un principio con el nuevo gobierno.

Para el 23 de febrero la prensa anunció lo acontecido el día anterior: Madero y Pino Suárez habían sido asesinados. El hecho se calificó de un fallido intento de fuga, muriendo ambos en la balacera. Lo explicado por la prensa a la opinión pública fue el supuesto deseo de los adeptos a Madero de liberarle, siendo fallido el intento y provocando su muerte. De esta forma quedó ante la opinión pública la muerte del expresidente, o por lo menos ése fue el sentir de la prensa y la versión que manejó.

La principal tarea de Huerta fue la pacificación, pero se traducía en el retorno a los tiempos pasados; al orden y a la paz porfiriana, que con métodos parecidos intentó restablecer esa paz tan pregonada pero irreal.

El 23 de febrero, también ante la prensa, dio a conocer un manifiesto a la Nación en el que pide a los hombres de buena fe le ayuden al establecimiento de la paz pública, argumentando que la patria necesita de todos para salvarse de la anarquía, confió en que los mexicanos le ayudarían con esta obra patriótica para salvar nuestra nacionalidad y nuestra riqueza. Afirmó que si por desgracia malos mexicanos se empeñaban en continuar la contienda, no vacilaría en aplicar las medidas necesarias para la paz pública.

Como se mencionó anteriormente, Huerta se preocupó de que la prensa le ayudara a lograr su “obra pacificadora”, o al menos ésas eran sus pretensiones.

Fue terriblemente restringida a las versiones oficiales, y sólo. Se encargaba de ensalzar al gobierno.

Las pocas críticas de la prensa al gobierno huertista aparecieron en la Revista Positiva, en que se ataca precisamente toda esta adhesión servil de la prensa al gobierno.

Hoy a cien años de la batalla más importante de la guerra que derrocó la presidencia traidora de Victoriano Huerta, miles de mexicanos nos movilizaremos nuevamente a Zacatecas para dar la batalla en contra de las Reformas que mantiene e impulsa Enrique Peña Nieto, Presidente de México.

Viene la lucha en contra de la Ley de Telecomunicaciones y el gobierno federal utiliza herramientas para perseguirte, recordamos que el internet fue el principal instrumento de lucha de #YoSoy132 y es el principal espacio donde se le cuestiona al gobierno de Peña Nieto.

El coraje del gobierno federal en materia de comunicación fue el surgimiento del movimiento #YoSoy132 “porque el internet ha sido el principal mecanismo de crítica en contra del gobierno federal.

Con este tipo de reformas que impulsa el PRI, igual que Huerta calló a los periódicos de su época, el intento de Peña Nieto es un indicio de venganza y reprimir la libertad de expresión de los mexicanos. No daremos un paso atrás y dará la lucha a favor de la democratización de los medios de comunicación.

Huerta fortaleció al periodismo oficial, el PRI de hoy fortalece a Televisa y TV Azteca para negarnos la información de un mundo cada vez más difícil, más empobrecido, más cansado de la corrupción, y frente a los grandes monopolios de medios de comunicación, el instrumento que nos queda para dar la batalla son las redes sociales y las defenderemos.

Tomaremos nuevamente Zacatecas es para tumbar el proyecto económico del país que favorece a los grandes monopolios, de la misma manera que nuestro General Francisco Villa la tomó hace cien años para tumbar el gobierno de Huerta.

http://www.lasnoticiasya.com/2014/04/28/huerta-y-epn-los-enemigos-de-la-libertad-de-expresion/

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Huerta y EPN los enemigos de la libertad de expresión

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre