Avisar de contenido inadecuado

La maldita infamia del 11-S.

{
}

Emanuel Pechir.

Bienvenido al mundo de humo y espejos (Daniel Estulin). 

A unos días de que se cumpla el aniversario número 11 de la peor infamia de la geopolítica en esta era, es conveniente reflexionar y analizar los hechos, porque quien olvida su historia está condenado a repetirla.

No soy misionero, no es mi objetivo que la gente crea en mis opiniones, pero sí lo es que las personas aprendan a ser más críticas, el tiempo es el que te da la razón o te desmiente, porque las cosas al final de cuentas caen por su propio peso.

En fin, este tipo de cuestiones no se trata de egos, ni de ver quien tiene la razón, ojalá solo se tratara de eso y nada más, pero hay eventos que para bien o para mal dejan una marca y una serie de consecuencias que son irreversibles, y lo ocurrido el 11 de Septiembre del 2001 en Estados Unidos, es algo que cambió la política mundial para siempre, se inauguró la época del terror mundial, pero no fue iniciada por unos extremistas musulmanes, fueron Estados Unidos y sus lacayos llamados “países aliados” los verdaderos responsables.

La versión oficial del 11-S es a todas luces una enorme estupidez, empezando por un aspecto tan obvio y que si esto no fuera una tragedia, definitivamente sería digno de una broma muy cómica el hecho de creer que un fanático barbón desde una cueva al otro lado del mundo, pudo burlar a un ejército poderoso como el de Estados Unidos, y a sofisticadas agencias de inteligencia como la CIA, el FBI, la NSA, etc.

Las incoherencias de la versión oficial del 11-S, están al mayoreo, algunas de las tantas son:

-La forma en que cayeron las torres gemelas, y el tiempo, cuestión de pocos segundos, como si se tratara de una demolición controlada con explosivos sofisticados, y de hecho parece ser que así fue, como lo ha documentado el científico danés Niels Harrit.

-El colapso de una tercer torre llamada WTC 7, cuando esta no sufrió el impacto ni de un avión, ni de ningún objeto (¿?).

-Testigos que estuvieron presentes en el lugar de los hechos aquel día, han dicho hasta el cansancio que se escucharon explosiones.

-El pasaporte hallado entre los escombros de Mohamed Atta que de manera “milagrosa” sobrevivió al intenso fuego.

-Algunos de los terroristas que se dice que murieron en los atentados suicidas, han sido hallados vivitos y coleando (¿?¿?) con lo cual hubo robo de identidades.

-La caza de brujas que ha emprendido la prensa oficial en Estados Unidos a las personas que se atreven a cuestionar la versión oficial. Al final de cuentas quien nada debe nada teme, y si los que cuestionan la “sagrada” versión oficial están equivocados no deberían ser censurados y criticados severamente. Solamente tendrían que ser rebatidos y desmentidos sus argumentos.

-El hecho de que ligaron una falsa alianza entre Osama Bin Laden y Saddam Hussein, cuando estos dos jamás simpatizaron el uno con el otro.

-La justificación del genocidio que Estados Unidos, Israel, la OTAN, emprendieron en Irak, todo por unas supuestas armas de destrucción masiva, que nunca existieron (¿Déjà vu Siria 2012?).

En fin se podrían enumerar muchos más de estos disparates, y al final quien quiera abrir los ojos lo va a hacer y quien no, pues va a seguir negado y solo va aceptar lo que diga el mejor aparato que ha existido para lavar el cerebro humano que es la televisión, pero las evidencias en contra de la versión oficial son abrumadoras.

http://es.scribd.com/doc/104472470/wearechange-espaniol-v12

Para quienes estén interesados en este tema es recomendable leer el libro del gran periodista Thierry Meyssan llamado “La gran impostura”, y el del estadounidense Kurt Sonnenfeld llamado “El perseguido”. El primero de estos libros es una gran investigación documental del Sr. Meyssan, en la que desnuda la versión oficial, el segundo es la historia personal del Sr. Sonnenfeld que era camarógrafo de FEMA que es una agencia gubernamental en Estados Unidos, y del como fue perseguido por tener material videograbado incómodo para el tío Sam.

Después del 11-S, de forma paradójica si Estados Unidos y sus aliados querían usar ese evento para consolidar su poder mundial, pues las cosas les han salido mal, porque si bien es cierto que para su enferma causa han logrado derribar algunos gobiernos que no estaban alineados a ellos, por otro lado es evidente que Estados Unidos sigue siendo militarmente muy fuerte, pero en otros aspectos se esta hundiendo como el Titanic, ya ni que decir de los países de la OTAN que están que se desbaratan de lo quebrados que andan.

Por otro lado el resurgimiento de Rusia como potencia mundial y el impulso de China como nueva superpotencia, pueden ser buenas noticias para el mundo en general, pero no para Estados Unidos y compañía, y ahí es donde el demonio entra en detalles porque Estados Unidos, Israel, y lacayos, no se van a quedar con los brazos cruzados, y van a hacer todo lo posible y ahora más que nunca para derribar gobiernos que no estén de su lado.

Así pues lo grave del 11-S, es que en el fondo este evento puede haber significado el verdadero inicio de la tan temida tercera guerra mundial, ni hablar. Mientras tanto en la tierra de Hollywood se preparan para su circo de cada cuatro años llamado “elecciones presidenciales” esta vez protagonizado por los bufones Barack Obama y Mitt Romney, este par de bufones nuevamente han engañado a la mayoría del electorado haciéndole creer que son diferentes opciones, cuando lo único diferente que tienen es la envoltura, porque ambos representan y son la misma basura.

Artículos recomendados.

http://www.voltairenet.org/Los-Cientificos-por-la-Verdad

http://www.voltairenet.org/Washington-manipulo-la-verdad

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La maldita infamia del 11-S.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre