Avisar de contenido inadecuado

Manos extrañas sacrifican a los venezolanos

{
}

Jorge Santa Cruz

El 27 de enero pasado publicamos que el conflicto en Venezuela tiene poco de venezolano, porque detrás de él bullen los intereses del sionismo y del mundialismo. En aquel momento dijimos lo siguiente:

«Por un lado, está el sionismo, cuyas cabezas visibles son el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu; el ex secretario de Estado de los Estados Unidos, Henry Kissinger; el multimillonario y zar de los casinos, Sheldon Adelson; el clan Rockefeller; el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el yerno de éste, Jared Kushner.

»Por otro, está el mundialismo, que tiene como jefes principales a la banca de los Rothschild; al multimillonario especulador George Soros; al ex primer ministro israelí, Ehud Barack; al ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y al matrimonio Clinton».¹

Pues bien, apenas dos días después de que el mundialismo asegurara la permanencia de su agente Pedro Sánchez en la presidencia del Gobierno de España inició la ofensiva final del sector sionista venezolano, representado por Juan Guaidó y Leopoldo López, contra la dictadura de Nicolás Maduro.

Por ello, reiteramos que la crisis venezolana tiene poco, casi nada, de interna. Es provocada por el choque de las élites hambrientas de poder y de dinero, a las cuales les tiene sin cuidado que los venezolanos pongan los heridos, los muertos, los desplazados, los enfermos...

El mundialismo quiere hacerse de ganancias inimaginables a costa de Venezuela (que posee una gran riqueza petrolera). Por eso hará todo lo que esté a su alcance para mantener a Maduro, a quien reduciría a una abyecta y servil subordinación.

El sionismo, en cambio, quiere deshacerse de Maduro, aliado de Irán, para evitar que esta potencia musulmana emergente mantenga su pie de playa en América del Sur. Con Guaidó, López y compañía en el poder, el sionismo instalado en la Casa Blanca —con Donald Trump— daría un paso importante hacia la reelección en el 2020, pues ensancharía su control en la región, donde la joya de su corona es, actualmente, Brasil.

Como lo comentó el analista argentino Diego Pappalardo «En caso de que haya una acción bélica extranjera, creemos que ella será puntual y selectiva para asesinar a Maduro, a su familia o a Diosdado Cabello, pudiendo llevarse a cabo esa operación por la estructura Frontier Services Group, vinculada a gente que apoya a Trump».²

Un éxito de Trump en Venezuela dañaría el expansionismo globalista, por lo que el actual presidente de los Estados Unidos podría sufrir como represalia otra celada legaloide, preparada por el Partido Demócrata, que es afín a Rothschild y a Soros. Y esto, por decir lo menos...

Lo cierto es que la era de los estados-nación ha llegado a su fin; son las élites las que conforman bloques con los países a los que avasallan. Construyen sus imperios a costa del más grande sufrimiento humano.

Quieren los recursos de las naciones pobres porque consideran que los pueblos nativos no merecen poseerlos y disfrutarlos. Su método es muy sencillo: los arrebatan y los alquilan llevando el abuso y la usura a niveles de paroxismo.

https://www.geopolitica.ru/es/article/manos-extranas-sacrifican-los-venezolanos

Operación ¿Libertad? en Venezuela. Petróleo y muerte

Abdiel Hernández Mendoza

A mí, por lo menos, me ha sucedido varias veces. Y es porque en estas tierras nuestras, de impresionante silencio y trágica soledad, se siente que todavía no ha terminado el día sexto del Génesis, y que aún circula por ellas el soplo creador. Y por eso las llamo las tierras de Dios. Rómulo Gallegos

¿A qué tipo de libertad se refiere Juan Guaidó? Venezuela es un foco de atención en las Relaciones Internacionales, en 2010 Hugo Chávez dio conocer al mundo que sus reservas petroleras le otorgaban al país el carácter de estratégico dentro de la división internacional del trabajo; 360 mil millones de barriles de petróleo contenidos en la nación bolivariana, le dieron pautas al entonces presidente para posicionar a su país en el escenario geopolítico.

Años antes el mismo Chávez señaló el fin de una era, la del petróleo barato, se consideró entonces como referencia el precio del hidrocarburo que en esos momentos tendía a colocarse por encima de los $50 dólares por barril, tiempo después trascendió la línea de los $100. El difícil acceso al hidrocarburo llevó a los países con un consumo alto, en específico a Estados Unidos a buscar -por cualquier medio- fuentes de acceso a éste más confiables y cercanas.

De 2005 a 2010 el gobierno venezolano logró consolidar una red energética sin precedente en las regiones latinoamericana y caribeña, a la vez que erradicó el hambre en su país, así como la inclusión de programas de beneficio social que alcanzaron a la población más vulnerable, atendida por médicos cubanos de alto prestigio internacional.

El concepto de libertad se concibió entonces en Venezuela como la oportunidad de implementar un proyecto que no se supeditó a los intereses extranjeros, al momento que ejerció la soberanía energética y un modelo de cooperación con el Sur americano, mismo que en su esencia contradijo los modelos de dominación históricos que fortalecieron la presencia estadounidense, en especial tras el fin de la Segunda Guerra mundial,materializada en el Tratado de Río y la Organización de Estados Americanos, entre otros instrumentos.

La libertad descrita está en juego desde que Nicolás Maduro asumió el poder venezolano; es decir, la Revolución Bolivariana es el objetivo principal de destrucción por parte de Juan Guaidó, mismo que incluye la imposición de otro tipo de «libertad», una que permita a los extranjeros recuperar para Estados Unidos aquello que fue apropiado por los venezolanos y despojado de los intereses extranjeros.

El intento de golpe de Estado del 10 de abril es respuesta a ese proceso que se reforzó tras la muerte de Chávez, el éxodo provocado en Venezuela en los años recientes dio como resultado que las fuerzas populares que apoyan a Maduro resistan y reivindiquen el legado de la Quinta República, mientras que gran parte de sus opositores ya no están en suelo bolivariano mantienen el ataque a Maduro vía redes sociales; el peligro está en que, para imponer la «libertad» que representa Guaidó, se utilicen paramilitares y mercenarios frente a una población. No está en juego el precio del petróleo, está en juego la vida de los venezolanos, al final el petróleo resulta ser más caro de lo que dijo Chávez en su momento.

https://www.geopolitica.ru/es/article/operacion-libertad-en-venezuela-petroleo-y-muerte

 TAGS:undefined

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Manos extrañas sacrifican a los venezolanos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre