Avisar de contenido inadecuado

No al periodismo sicario

{
}

Una cosa es que expongas tu punto de vista y argumentos, y otra diferente es insultar, agredir y por supuesto provocar reacciones violentas.

Maricela Rosales

Pero ¡quaastapasanda! Me queda claro que la violencia/agresividad no se origina en los memes que se utilizan en las diversas redes sociales, sino que lo que se utiliza en un espacio de expresión libre en internet provoca una catarsis social que revela mucha miseria humana: sentimiento de inferioridad, soledad y rabia que se expresan en un seudo-conocimiento y en la idealización y sobrevaloración de algo que esta pasando en ese momento. Los insultos y discursos violentos desatados en torno a una posición o preferencia no contribuyen en nada a que exista una competencia digna en un proceso político electoral como el que se vive en nuestro país.

Pareciera como si en las redes sociales la delgada línea de lo “políticamente correcto” o “políticamente incorrecto” no existiera y que las lealtades cuasi-feudales hacia los partidos o candidatos contendientes a la Presidencia de la República encendieran hogueras que de verdad dan miedo.

¿Dónde quedó México como nación si presenciamos una acérrima lucha verbal entre “electores” que ya tienen decidido por quién van a votar? La violencia virtual expresada en los comentarios es la consecuencia de violencias padecidas a causa de un ciclo vicioso del desprecio y es entonces cuando la auto-estimación transita por la humillación del otro (¡aún cuando sea mi hermano en la desgracia!) en lugar de revertirse contra un sistema que los ha marginado.

El hate speech es ya cotidiano cuando navegas por esta agua del internet en tiempos de elecciones, las luchas sociales se tunden, y se izan ideales que defienden a los desprotegidos (que en este caso deberían ser los indígenas, campesinos, gente de bajos recursos, desvalidos, blablablá, supongo), pero lo cierto es que hordas de usuarios fantasmas, que en realidad sólo sirven para crear una falsa comunidad, tienden a atacar y fomentar la violencia en las redes sociales, la verdad para mí eso no sirve absolutamente de nada.

Lo que sí me parece peligroso es cuando figuras públicas o líderes de opinión y por supuesto periodistas recurren a esta posición. Porque una cosa es que expongas tu punto de vista y argumentos, y otra diferente es insultar, agredir y por supuesto provocar reacciones violentas.

Es lamentable constatar que siempre los prejuicios siguen vigentes e incluso que figuras que pueden tener un grado de influencia por la exposición que tienen en algún medio provocan que los usuarios de redes sociales se crean que existe un enemigo y desaten un  enfrentamiento agresivo, revelando así una consciencia negativa y que lo único que provoca es un ambiente de odio.

@RicardoAlemanMx utilizó el peor método para atacar al candidato que no le convence o conviene a sus intereses, violencia muy común por desgracia, que reactiva todos los estereotipos violentos e ilustra el enfrentamiento cotidiano entre los rivales que se expresan mediante la exacerbación del insulto, priistas vs. panistas vs. morenistas vs. independientes.

Esto nos lleva a preguntarnos: ¿dónde quedó México como nación? Y ¡quaastapasanda!

https://www.animalpolitico.com/blogueros-de-amor-y-otras-hierbas/2018/05/07/no-al-periodismo-sicario/

 TAGS:undefined

 

 

{
}

Álbum de fotos de No al periodismo sicario

2 de 2

Ver fotos de No al periodismo sicario

{
}

Deja tu comentario No al periodismo sicario

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre