Avisar de contenido inadecuado

No más guerras por Israel

{
}

http://latribunadecartagena.com/not/5487/no-mas-guerras-por-israel/

Las declaraciones contra Irán del Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acusando al país persa de tener armas nucleares era en realidad una manera de forzar a Trump para que abandonara el acuerdo firmado con Irán por Obama en el año 2015. Por desgracia, Netanyahu ha conseguido su objetivo. El presidente de Estados Unidos ha ido más allá y ha calificado a Irán de “Estado terrorista”. Es más que curiosa esta acusación contra Irán, un país que lleva años luchando contra los terroristas del ISIS mientras que los Estados Unidos y sus aliados, que dicen “luchar contra el terrorismo”, les apoyaban discretamente. El mundo al revés.

Al revés, sí, porque la “lucha contra el terrorismo” no existe. Existe la lucha contra los enemigos de Israel que se nos vende falsamente como “lucha contra el terrorismo” para que no nos demos cuenta de lo que está pasando. Ya en el año 1996 un grupo de neoconservadores sionistas norteamericanos escribió un documento titulado “A clean break: a strategy for securying the realm”, que se podría traducir por “cortar por lo sano: una estrategia para asegurar el reino”. El “reino” era Israel y el destinatario del documento era el Primer Ministro israelí del momento que, curiosamente, era el propio Netanyahu. Recordemos que los autores del documento eran ciudadanos de Estados Unidos, aunque muchos de ellos tenían la nacionalidad israelí. En el documento estaba el programa que hemos vivido desde entonces: acabar con los enemigos de Israel en Oriente Medio (Iraq, Siria e Irán) para aislar a los palestinos, asegurando la supremacía israelí en Oriente Medio.

Desde entonces la política exterior norte-americana (que se dicta en Tel Aviv) ha aumentado su agresividad en la zona lo que, como lógica consecuencia, ha provocado que los países amenazados como Irán, quieran armarse para defenderse. Aún así, nadie ha demostrado que Irán tenga armas nucleares. Al contrario, Irán permite que inspectores internacionales visiten sus instalaciones y siempre ha cumplido con todas las exigencias. Nada de eso ha hecho Israel -que no ha firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear- que dispone de armas nucleares, químicas y bacteriológicas y que ha usado ilegalmente fósforo blanco contra Gaza.

Que dos países armados hasta los dientes como USA e Israel le digan a los iraníes que ellos no pueden armarse roza lo ridículo.

Ojalá esto sea otra bravuconada del bocazas de Trump, con el objetivo de forzar a Irán a un nuevo acuerdo -que los israelíes den por bueno-sin necesidad de tener que ir a un conflicto militar. Mucho nos tememos que no lo va a conseguir, pues parece que Trump desconoce por completo la mentalidad supremacista que mueve a los dirigentes del Estado de Israel, que no pueden tolerar que nadie les haga la más mínima sombra en Oriente Medio.

Trump podría haber sido un libertador y al final va a acabar siendo otro Nixon: un simple conservador consciente del poder sionista en Estados Unidos, pero sin la voluntad ni la determinación de acabar con él.

Los israelíes están preocupados. Sus chicos del ISIS y Al Qaeda han fracasado en Siria y la coalición formada por Irán, Siria y Hezbollah, con la ayuda de Rusia, están a las puertas de Israel, que no puede consentir esa situación. Pero ellos solos ni pueden ni se atreven a afrontarla por lo que, como siempre, necesitan sangre norteamericana y europea para ser derramada en beneficio de Israel. Y para eso necesitan “ampliar” el escenario del conflicto.

Además, si alguien se piensa que es seguro para el mundo que un país como Israel disponga de todo este arsenal, sentimos decirle que se equivoca. La coalición de gobierno israelí incluye a auténticos fanáticos sionistas -supremacistas ansiosos por provocar una guerra- y cuyos planes incluyen la Opción Sansón, por la cual el Estado de Israel actuaría -en última instancia- atacando a países europeos en el caso de que vieran la supervivencia de Israel en peligro.

¿Un “estado terrorista” Irán, señor Trump? y eso lo dicen ustedes los americanos y los israelíes que llevan décadas yendo de la mano del criminal régimen saudí, el auténtico patrocinador de la violencia y del integrismo islámico por todo el mundo y que financia las mezquitas y la islamización de España y Europa entera ¿por qué no acusan a Arabia Saudí? porque es amigo de Israel ¿por qué atacan a Irán? porque no lo es. Es así de sencillo.

No sabemos cuál será el casus belli, pero la decisión de Trump de romper el acuerdo nuclear con Irán, envalentonará a los sionistas, que empezarán con su agenda habitual de provocaciones para forzar a los sirios y a los iraníes a responder de forma violenta, respuesta que será exagerada hasta el infinito por los medios de comunicación internacionales al servicio de la agenda anglosionista y que será la excusa para una intervención extranjera en la zona a gran escala. Ya lo han intentado con los falsos “ataques químicos”. Y si iraníes y sirios ven la jugada y no caen en la trampa, se pasará a la táctica habitual: los atentados de falsa bandera.

Un pequeño conflicto entre Austria y Serbia acabó en una Guerra Mundial a gran escala. Otro pequeño conflicto entre Alemania y Polonia -en el corredor de Dantzig- acabó en una Segunda Guerra Mundial, a mayor escala todavía. Con la decisión de Trump se abre la posibilidad de que otro conflicto localizado en Oriente Medio se acabe extendiendo de nuevo a todo el mundo. Si eso ocurre, debemos oponernos a dicho conflicto con todas nuestras fuerzas. No más guerras por Israel.

https://adversariometapolitico.wordpress.com/2018/05/10/no-mas-guerras-por-israel/

La CNN a Assad en 2005: “EEUU viene a por usted”

A finales de 2005, Christiane Amanpour, de la cadena CNN, entrevistó al presidente sirio Bashar al-Assad antes de la publicación de un informe de la ONU sobre una investigación del asesinato de Rafik Hariri, ex primer ministro del Líbano, el Día de San Valentín de ese año. En aquel momento, el líder sirio fue efectivamente juzgado y condenado en un juicio mediático por haber ordenado el asesinato de Hariri, aunque hasta la fecha no hay pruebas concluyentes que demuestren los vínculos entre los gobiernos sirio y libanés con el atentado masivo en Beirut que mató a Hariri y a otras 22 personas. De hecho, las pruebas apuntan firmemente a la participación israelí en el asesinato.

Dado que la muerte de Hariri desencadenó un levantamiento popular conocido como la “Revolución del Cedro”, que derrocó al gobierno prosirio en Beirut y llevó a que las tropas sirias se vieran obligadas a abandonar el Líbano después de décadas de pacificación desde la guerra civil libanesa, es difícil ver qué posible motivación podría haber tenido el gobierno sirio para asesinar a Hariri, aunque sin duda se puede ver cómo se han beneficiado algunos otros países de la región.

Después de haber interrogado a Assad sobre su supuesta participación en ese acto macabro, Amanpour continuó diciéndole a su entrevistado, a la cara, que el gobierno de Estados Unidos estaba “buscando activamente” deponerlo por la fuerza:

“Señor Presidente, la retórica del cambio de régimen se dirige hacia usted desde Estados Unidos. Están buscando activamente un nuevo líder sirio. Están concediendo visados y visitas a políticos sirios de la oposición. Hablan de aislarlo diplomáticamente y quizá de un golpe de estado o de que su régimen se desmorone”.

A partir de este cable publicado por Wikileaks, también sabemos que al año siguiente, en 2006, el principal diplomático de EE.UU. en Siria creía que el objetivo de la política de EE.UU. debería ser desestabilizar al gobierno sirio, por cualquier medio disponible:

-EE.UU. debería trabajar para aumentar el sectarismo suní-shiíta en SiriaEE.UU. debería intentar perjudicar las relaciones entre el gobierno sirio y otros gobiernos árabes, y luego culpar a Siria por ello.
-EE.UU. debería tratar de avivar el miedo del gobierno sirio a los planes golpistas para provocar una reacción exagerada del mismo.
-EE.UU. debería trabajar para socavar las reformas económicas sirias y desalentar la inversión extranjera.
-EE.UU. debería tratar de fomentar la creencia de que el gobierno sirio no era legítimo, y que las protestas violentas en Siria eran dignas de elogio.

Y todavía hay quienes creen que EE.UU. y sus colaboradores NO tienen la culpa de TODA LA MUERTE en los últimos 7 años de sangriento caos en Siria.

https://adversariometapolitico.wordpress.com/2018/05/13/la-cnn-a-assad-en-2005-eeuu-viene-a-por-usted/

 TAGS:undefined

{
}
{
}

Deja tu comentario No más guerras por Israel

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre