Avisar de contenido inadecuado

ES PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD

{
}

Enviado por Jesús Pérez

Los pediatras de todo el Mundo deberían conocer que existe una prueba específica, un test científico, que puede demostrar los efectos de las vacunas en los genes y si no lo conocen, tampoco saben de los resultados, por lo tanto, no están capacitados para recomendar la vacunación. Si hay algún especialista en biología molecular que se sienta escandalizado por todo cuanto aquí se manifiesta, debe salir al paso, para demostrar con pruebas científicas que las vacunas generan beneficios  y no vale decir que crean inmunidad, hay que demostrar como una agresión inducida a los genes y sus enzimas (elixires de la vida) puede ser beneficiosa para la salud.

MUTAGÉNICOS FÍSICOS, QUÍMICOS Y BIOLÓGICOS

En biología, un mutágeno (latín, "origen del cambio") es un agente físico, químico o biológico que altera o muta la información genética (usualmente ADN) de un organismo y ello incrementa la frecuencia de mutaciones por encima del nivel natural.

Mutaciones inducidas: son aquéllas provocadas por factores externos (mutágenos). Pueden ser producidas por: Agentes físicos (radiación), químicos, son todas las sustancias químicas que se puedan imaginar capaces de alterar las estructuras del ADN de forma brusca, como por ejemplo el ácido nitroso, y agentes biológicos (vacunas). En el caso de las moléculas administradas en las vacunas pueden producir anomalías cromosómicas, desde una simple falta de expresión genética, a una rotura y pulverización de los cromosomas, por ello la vacunación con “virus” vivos o atenuados puede implicar un riesgo potencial  Los agentes mutágenos biológicos pueden ser todos los preparados de naturaleza biológica utilizados en medicina profiláctica o terapéutica. Todas tienen efectos secundarios por los cambios que ocasionan en la sucesión (producción) de proteínas desnaturalizadas o desestructuradas.

Arsenal terapéutico tóxico y peligroso

Genotóxico. Definición: Tóxico (dañino) para el ADN. Las sustancias genotóxicas pueden unirse directamente al ADN o actuar indirectamente mediante la afectación de las enzimas involucradas en la replicación del ADN y causando, en consecuencia, mutaciones que pueden desembocar en cualquier enfermedad. El cáncer es considerado como el producto final de uno o más fenómenos de mutación.

Los mutagénicos insertados en los plásmidos es la que conduce al desarrollo de la enfermedad en nuestras bacterias. Cualquier mutación inducida en el cromosoma bacteriano puede ser la causa de tuberculosis, malaria, ébola o cualquier otra enfermedad bacteriana (la transferencia por propagación viral es falsa). Son los agentes mutagénicos los causantes.

Se denomina mutagénesis bacteriana a la producción de mutaciones sobre el cromosoma de la bacteria, dicha alteración puede realizarse con cualquier antibiótico, de forma inducida o administrada.

Vacunas de ADN recombinante: Consiste en introducir en el plásmido bacteriano una diminuta cantidad del material genético del patógeno o antibiótico. Al inyectar la vacuna en el músculo o la piel, éste penetra dentro de la célula y llega al núcleo, comandando entonces la producción de los antígenos tóxicos que desencadenarán las mutaciones. El abuso de los antibióticos lleven a nuestras bacterias a resistirse a tantos cambios y, el último antibiótico puede conducir a la destrucción de nuestro cromosoma bacteriano y causar la muerte.

Últimas noticias de la OMS: Datos recientes revelan los altos niveles de resistencia a los antibióticos en todo el Mundo
29 de enero de 2018. Los primeros datos publicados por la Organización Mundial de la Salud sobre la vigilancia de la resistencia a los antibióticos indican que los niveles de resistencia a algunas infecciones bacterianas graves son elevados.

Existen pruebas genéticas para detectar mutaciones en los genes responsables de enfermedades humanas, incluidas las raras, y la secuencia de aminoácidos de la proteína codificada por los genes responsables. Detectan si las proteínas han sufrido cambios estructurales, es decir, si es una proteína normal o una proteína modificada (desestructurada).

Es peor el remedio que la enfermedad 

La interferencia de los medicamentos en el funcionamiento de las enzimas crean un déficit de energía y al trastocar los mecanismos de oxigenación hace que aparezca la enfermedad mitocondrial y/o bacteriana. La reacción adversa de la proteína desnaturalizada inhibe una enzima humana llamada ADN polimerasa Su inhabilitación provoca la alteración de varias actividades de las mitocondrias y de nuestra fauna bacteriana.

Conclusión

Las proteínas desnaturalizadas administradas en los medicamentos y vacunas alteran la actividad de las enzimas, perjudican la fosforilación oxidativa, disminuyen los niveles de oxígeno (Hipoxia), inhiben la combustión óptima intracelular, son las causas de las enfermedades.

Los efectos secundarios han acelerado las mutaciones normales que se produce en la función celular como consecuencia de los mutagénicos administrados.
Por todo esto, mis conocimientos empíricos unidos a los conocimientos de los honestos especialistas en enzimología podrían demostrar conjuntamente cual es la causa verdadera de las enfermedades, contando con la necesaria disposición de las Instituciones Sanitarias.

Hay ocasiones en las que se dice aquello de a grandes males, grandes remedios, lo cual significa que los problemas de gran envergadura requieren soluciones acordes, es decir, (grandes soluciones).

 TAGS:undefined

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ES PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre