Avisar de contenido inadecuado

“CORTINA DE HUMO”

{
}

Enviado por Jesús Pérez

El virus Zika es una “cortina de humo” lanzada por el CDC de Atlanta y la OMS

¿Cómo nos pueden demostrar que los virus humanos existen y contagian? ¿Qué pruebas aportan?

Las teorías de la conspiración resultan tan eficaces porque dan la apariencia de ser infalibles, con la única intención de tapar la ineptitud en las investigaciones 
Las teorías de la conspiración parten de una idea que parece simple, pero que esconde toda una concepción sobre la realidad: el convencimiento de que el mundo que vemos, que analizamos y que discutimos, es un mundo creado por intereses que no podemos comprender. Intereses que se mueven en la sombra y que son inalcanzables para la corta mente de los ingenuos.

El “escándalo virus Zika” es una tragicomedia esperpéntica montada por el CDC de Atlanta y la OMS, que se confabulan para lanzarnos una cortina de humo que esconde de la lente pública lo inconfesable de sus intereses. No importa los efectos secundarios, el poder siempre actúa cohesionado y con el único impulso de conservarlo y ampliarlo.

A los que afirmamos que los virus humanos no existen y por tanto, no contagian nos tachan de herejes, sin que ellos puedan demostrar con pruebas que estamos equivocados. Por ejemplo: recuerdan que siempre nos dijeron que la lepra era contagiosa, ahora nos dicen que no es, pero no saben decirnos como se contraía, ¿no interesa o no saben nada?    

Lo que resulta llamativo es la contradicción sustancial en la que caen los elucubradores de que los virus humanos son contagiosos. Son innegablemente hábiles para engañar a la opinión pública y controlar nuestras mentes. Las teorías sobre las cortinas de humo dependen de que sus defensores partan de la existencia una sociedad ingenua y dispuesta a tragarse todo lo que ve en la televisión.
Me resulta increíble pensar que los médicos investigadores sean tan ignorantes como para creer que los efectos secundarios de las vacunas y medicamentos, no generan enfermedades más graves que la que actualmente sufre el paciente.

La desconfianza en la industria farmacéutica va en aumento y la desconfianza excesiva puede resultar nociva. Rompe cualquier esbozo de colaboración entre el enfermo y el médico.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario “CORTINA DE HUMO”

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre